La Unidad de Integridad del Atletismo (AIU por sus siglas en inglés) suspendió provisionalmente al velocista ecuatoriano Álex Quiñónez “por fallas de paradero”, según las reglas antidopaje, situación remitida al Tribunal Disciplinario. Con esta sanción, la actuación del tricolor en Tokio 2020 queda en espera.

La AIU detalla la falta del corredor tricolor como “una violación” a las reglas antidopaje de la World Athletics, entidad que regenta el atletismo a nivel mundial. La acusación se centra en la ausencia del corredor para someterse a controles de dopaje fuera de competencias.

La entidad registró el caso el 25 de junio, por incumplimiento de localización, según el artículo 2.4 de su reglamento, pero la notificación llegó este 1 de julio. “La AIU ha suspendido provisionalmente al velocista Álex Quiñónez de Ecuador por fallas de paradero”, detalló la AIU.

Este tipo de medidas se originan “cuando un atleta u otra persona es suspendida temporalmente de participar en cualquier competencia o actividad de atletismo antes de una decisión final en una audiencia realizada bajo las Reglas Antidopaje de Atletismo Mundial o el Código de Conducta de Integridad”, reseña la misma organización.

Publicidad

El caso de Quiñónez se suma al de la lanzadora de discos Fernanda Martins, aunque en el caso de la brasileña es “por presencia y el uso de una sustancia prohibida”.

Referido el caso del ecuatoriano al Tribunal de Disciplina, Quiñónez publicó en sus redes sociales una defensa.

El esmeraldeño detalla “supuestos fallos de localización” y explica que el tribunal deberá “analizar las alegaciones y pruebas aportadas” en su defensa.

Según Quiñónez, “el problema es derivado de un error en la actualización de los datos de ubicación subidos a la plataforma Adams, cometido de forma involuntaria y fortuita por parte de la persona en quien delegué dicha labor”.

El velocista tricolor niega que los fallos en localización hayan “supuesto una negativa o evasión” para someterse a controles de dopaje fuera de competencia, y añade que confía en que “se haga justicia” y “no se me aplique una sanción”.

Ratificar la sanción a Quiñónez de parte de los organismos internacionales supone una exclusión de Juegos Olímpicos, cita en Tokio a la que el corredor de 31 años tiene boleto para participar en la prueba de 200 metros planos.

Los Juegos Tokio 2020 se inician este 23 de julio, el inicio de las pruebas de 200 metros planos está previsto para el 3 de agosto. (D)