El italiano Alberto Dainese (DSM) “no podía creer” haber ganado una etapa del Giro de Italia, que se produjo además cerca de su localidad natal, y con la ayuda de su compañero francés Romain Bardet, tercero en la general.

“No es exactamente la etapa de casa, que llegará en la etapa 19, pero me resulta increíble ganar una etapa en el Giro. Cualquier lugar para la victoria es increíble, especialmente estando tan cerca de mi pueblo. No puedo creer que haya sucedido”, dijo en meta el ciclista transalpino.

Dainese (Abano Terme, 24 años) actuó como segunda baza del esprint del equipo DSM, ya que el neerlandés Cees Bol era el designado para la volata.

“Por la mañana el plan era ir con Cees Bol al esprint, pero en los últimos kilómetros cambiamos los planes porque no se sentía muy bien. Entonces me mantuve relajado y seguí a los rivales”, explicó.

Publicidad

Dainese valoró el hecho de que el líder del equipo para la general, el francés Romain Bardet, echara una mano decisiva en la preparación de la llegada.

Es una locura que Romain Bardet, tercero en la general, me abriera hueco en la última curva. Eso demuestra que realmente trabajamos como un equipo. Luego quedé un poco encajonado, pero encontré un espacio a la izquierda y simplemente seguí a (Fernando) Gaviria, que iba a mi derecha. En los últimos 20 metros le pasé y pude ganar”, concluyó. (D)