El argentino Rubén Darío Insúa tiene grabado su nombre en letras de oro en Barcelona SC, donde ha sido campeón como técnico y jugador.

Asimismo, el actual entrenador de San Lorenzo de Almagro salvó a los amarillos del infierno del descenso en la temporada 2000.

Insúa no olvida su paso por el cuadro torero, tanto que cada que puede recuerda algún momento sea feliz o triste de su triunfal estadía en Ecuador.

Publicidad

En días pasados, su actual equipo fue eliminado de la Copa Sudamericana por el Sao Paulo de Brasil (rival de Liga de Quito en los cuartos de final) y el estratega recordó que con el equipo brasileño ya pasó por el trago amargo de quedar fuera de un torneo internacional con los amarillos.

Fue el 3 de julio de 1992, hace 31 años, cuando los guayaquileños se midieron con los brasileños en la semifinal de la Copa Libertadores. En la ida, en Morumbí, los toreros cayeron 3-0 y en la revancha ganaron 2-0, quedándose a una anotación de forzar los lanzamientos penales.

“El primer problema fue tener a San Pablo como rival, ja. Es un muy buen equipo, de prestigio. Clasificó a la final de la Copa de Brasil. Están acostumbrados a pelear cosas importantes. Cuando entras al vestuario ya ves todas las fotos de los equipos campeones, yo había estado ahí por última vez en el 92, que jugamos con Barcelona de Ecuador la semifinal de la Copa Libertadores contra el equipo de Tele Santana”, señaló el Poeta.

Publicidad

“Estoy un poco triste porque teníamos expectativas de seguir en la Copa, pero como cuerpo técnico estamos muy conformes por lo hecho en el primer semestre”, concluyó en declaraciones a DSports Radio. (D)