Aún con el paro nacional en marcha, Independiente del Valle confirmó que el jueves 30 de junio recibirá a Lanús en Quito, por juego de ida de octavos de final de la Copa Sudamericana.

Con la capital ecuatoriana como punto crítico de las manifestaciones, Guayaquil abrió las puertas al cuadro negriazul para el juego de Copa, pero “al ver que las cosas van mejorando”, el estadio Atahualpa fue confirmado como sede del compromiso, desde las 17:15 del jueves.

La dirigencia rayada reconoce que el “riesgo” de no cumplir la programación se mantiene “por los momentos no tan favorables en el país”, pero se conserva el optimismo de jugar en Quito, dijo el directivo Santiago Morales.

“Se ha visto que las cosas están mejorando y por ende esperemos que el fútbol pueda volver el jueves en el estadio Olímpico Atahualpa sin inconvenientes”, comentó el directivo en Mundo Deportivo.

Publicidad

Morales confirmó conversaciones con directivos de la Conmebol y Lanús ante un posible cambio de sede para el juego, “pero desde el sábado notamos que se podía jugar el partido y todo está planificado de esa manera para el jueves”, apuntó.

La paralización en el país llega este lunes a su decimoquinto día, lo que ha ocasionado que en el plano deportivo se suspendan programaciones de la LigaPro en sus series A y B, además de los dieciseisavos de final de la Copa Ecuador.

Pese a las complicaciones de movilización para los clubes del país, Independiente pudo jugar el último viernes y obtuvo su pase a los octavos de final de Copa Ecuador con el triunfo 2-0 sobre Atlético Samborondón. Los restantes seis juegos de esta fase del torneo nacional se suspendieron. (D)