Contra un rival paraguayo que vino con bajas Ecuador creó dos situaciones de gol, sobre el final del partido. Ambas se concretaron a los minutos 88 y en el cuarto de tiempo agregado a través de Félix Torres y Michael Estrada. Así fue rescatado el técnico Gustavo Alfaro, quien casi naufraga en ese duelo en Quito debido a su planteamiento conservador, precavido en exceso, con un solo delantero, con cinco defensas y con Gonzalo Plata otra vez en la banca al comenzar.

Ante Chile no hubo fortuna. Tampoco atrevimiento. Nuevamente arrancó con un solo atacante, escasas ocasiones de gol, desaprovechamiento de la altura, y Ecuador con un esquema más propio de equipo visitante que del que es local a los cercanos 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

‘No falta mucho para encontrar el equipo, estamos en proceso’.

La tendencia defensiva que privilegia Alfaro y su imposibilidad de encontrar una alineación ideal pasaron factura en el partido contra los chilenos, que acabó igualado a 0.

Antes del viaje a Montevideo el DT de la Tricolor trasladó de la cancha a la rueda de prensa de este martes toda su convicción defensiva para justificar el estilo amarrate que le agrada.

De los reproches por la falta de ambición de su plan de juego frente a la Roja refutó Alfaro: “Vi que estuvo más cerca Ecuador que Chile de ganar el partido. (Claudio) Bravo es arquero del Betis, (Gary) Medel (juega) en el Bologna, (Arturo) Vidal en el Inter, (Mauricio) Isla en el Flamengo, (Eduardo) Vargas en Atlético Mineiro, (Charles) Aranguiz es titular en el Leverkusen. No tenemos ningún titular (en clubes de jerarquía en el Viejo Continente), salvo Pervis (Estupiñán), que alterna en un equipo de Europa (el Villarreal) y Enner Valencia en el Fenerbahce. Y estos (los chilenos) están en un primer nivel. A veces es muy rápido decir las cosas, pero hay que tener proporción de lo que uno tiene en frente” .

Este miércoles la Tri enfrentará a Uruguay, que ganó 15 veces la Copa América, un torneo al que Alfaro aludió al hablar de Chile. “Quisiera tener el orgullo de decir tenemos (con la Tri) dos copas América ganadas y jugadores siendo titulares en el mundo. Si creen que eso se consigue en un año, permítanme disentir con ustedes”.

Y aunque en eliminatorias y en las derrotas en la Copa América de Brasil le transfirió la responsabilidad de varios resultados a sus futbolistas al referirse a fallas defensivas y falta de concentración, Alfaro aclaró ayer que con sus futbolistas nadie se mete. “Yo les dije a los jugadores que sean fuertes porque ahora todos los golpes están apuntando a los cimientos, que es donde se golpea para derrumbar un edificio. Si a alguien van a tener que matar en esta circunstancia, va a ser a mí. Por lo menos mientras yo esté, a ellos (sus jugadores) nadie los va a tocar”.

Y de la actualidad nacional y charrúa dijo: “No falta mucho para encontrar el equipo, estamos en proceso de (conseguirlo). Un proceso de Eliminatorias lleva cuatro año. Uruguay tiene una idea afianzada con un proceso adquirido del Maestro Tabárez, tiene un sello absolutamente firme”. (D)