Sensación en Brasil por su fútbol ofensivo y atractivo, el Fluminense venció 1-0 al boliviano The Strongest este martes en Río de Janeiro y camina tranquilo en la punta del Grupo D de la Copa Libertadores de América.

El capitán Nino, de cabeza tras una asistencia del creativo Ganso a los 41 minutos, derrumbó el cerrojo de los aurinegros, que en el debut copero, hace dos semanas, sorprendieron al vencer 3-1 al poderoso River Plate en la altura de La Paz.

Cómodo en lo más alto de la tabla con puntaje perfecto, tras derrotar en el estreno a Sporting Cristal (3-1) en Perú, el tricolor carioca cerrará la primera ronda de la fase de grupos ante River el 2 de mayo en el Maracaná.

Publicidad

The Strongest (segundo, con tres unidades) buscará sacudirse el mismo día ante los celestes en Lima.

Argentinos y peruanos, ambos sin puntos, realizarán su segunda salida el miércoles en Buenos Aires.

En las tribunas del estadio Maracaná, con 52.419 espectadores, rondaba una pregunta: ¿Cuándo iba a caer la defensa del subcampeón boliviano?

Publicidad

El interrogante surgió debido al dominio total del balón (77%) y los espacios por parte de los cariocas, fieles al estilo futbolístico que ha implantado el técnico Fernando Diniz y que entusiasma a muchos porque reivindica las raíces del ‘jogo bonito’.

El ‘Flu’, que lidera el Brasileirao tras golear 3-0 a América Mineiro el sábado en el estreno del torneo, ni resintió la salida prematura del lateral izquierdo Marcelo, en el minuto 29, por una aparente lesión muscular.

Publicidad

Desde la derecha o la izquierda, el atacante Jhon Arias desafió a la retaguardia del ‘Tigre’, comandado por el español Ismael Rescalvo.

Su movilidad, no obstante, careció de la letalidad que le ha valido recientes convocatorias a la selección de Colombia. Pero de su pie nació el tanto del triunfo, recompensa a cuarenta minutos previos de numerosos intentos de castigar al portero Guillermo Viscarra.

El cafetero cobró en corto un córner para Ganso, que lanzó un pase milimétrico al corazón del área, hasta donde llegó Nino para lanzarse en palomita y sacudir la red.

The Strongest recién se despertó de la atropellada en la segunda parte, con un violento derechazo de media distancia de Álvaro Quiroga (55) que demandó una volada al ángulo de Fábio.

Publicidad

Aquel tiro fue la única exigencia de peligro al experimentado y aún seguro portero, de 42 años.

Por lo demás, los brasileños se mantuvieron en su idea de ir hacia adelante pese a que la ventaja estrecha los dejaba a merced de perder los tres puntos en un contragolpe.

Las voluntad de mantenerse fiel a la filosofía de Diniz, con la que acumulan cinco victorias consecutivas entre el Brasileirao, la Libertadores y el Campeonato Carioca, les hizo incluso incrustar a sus dos centrales, Nino y Felipe Melo, en la mitad del terreno adversario.

El dominio, sin embargo, no se vio reflejado en el marcador, en parte por atajadas de Viscarra o definiciones infructuosas del goleador argentino Germán Cano, una de ellas de chilena.

Los cariocas deberán esperar ahora dos semanas para medirse contra otro candidato al título, el River de Martín Demichelis, que seguramente pondrá a prueba las labores defensivas de un equipo adicto a atacar. (D)