El presidente del Club Deportivo El Nacional en el 2005, Tito Manjarrez, recordó que fue en su periodo en el equipo bitricampeón cuando se concretó el traspaso de Antonio Valencia al Villarreal español, así como la donación que hizo Toño al plantel, y aseguró que “es un muchacho para admirar por varias razones”, aunque lamentó que haya decidido retirarse del fútbol activo.

“La verdad que es un muchacho para admirar por varias razones, tengo anécdotas muy interesantes con él. Más o menos a estas alturas de mayo en el 2005 recibimos la visita de un señor de apellido Llaneza (Manuel), el segundo al mando del Villarreal, que en ese momento era el tercer equipo en España”, refirió el exdirectivo en diálogo con el programa Fútbol bohemio que reproduce la página futbolecuador.com.

”Vino (Llaneza) a conversar directamente sobre la adquisición de Antonio Valencia, que en ese momento tenía 19 años y estaba iniciando su brillante carrera futbolística. Mantuvimos las conversaciones, tres o cuatro en el Hotel Marriott, y el tema específico fue la posible compra de Valencia para el Villarreal”, agregó.

Manjarrez también destacó que no hubo dificultades en las negociaciones con el Submarino Amarillo. ”La verdad que no fueron muy difíciles las conversaciones. Para mí era la primera venta de un jugador, yo era inexperto en esos asuntos, pero tuve la ayuda y el asesoramiento del profesor Éver Hugo Almeida, quien nos sugirió y nos recomendó que no se vendiera el 100% de sus derechos porque por su juventud y talento podía llegar a otro equipo de nivel superior. Como sucedió (luego pasó al Manchester United)”.

”El Nacional se reservó el 30% de los derechos deportivos, tema que resultó más ventajoso que la propia venta. A la larga, sumando lo que El Nacional recibió por la venta de Antonio Valencia, fueron unos 4 millones de dólares que se fueron entregando a los diferentes directorios, yo recibí la primera cuota, la siguiente directiva recibió el resto del dinero”, precisó Manjarrez, al tiempo de agregar que Valencia vivía en el complejo de Tumbaco y tenía una vida de cuartel, y él (Valencia) con el tiempo le dijo que esa vida le sirvió de mucho para su formación.

El extitular de El Nacional califica el traspaso de AV25 como la “mejor venta” del bitricampeón en su historia. ”Es la mejor venta que haya hecho El Nacional en su historia. El Nacional le enseñó a ser disciplinado y a ser una persona con principios. Él es muy agradecido de eso. En el proceso de negociación, Antonio fue enterado de todo lo que venía sucediendo. Él debía estar de acuerdo con todo”, recordó Manjarrez.

El directivo destacó el gesto que tuvo el capitán amazónico con las divisiones formativas de El Nacional. ”Conversamos con Antonio después de que se le comunicara que ya no pertenecía a El Nacional. Según la reglamentación FIFA, el jugador que es vendido tiene derecho a recibir el 15% del valor total de la venta, pero yo le dije a Antonio que en vez de recibir ese porcentaje, reciba el 10% y el 5%, que llegaba a unos 75.000 dólares, dejara para las divisiones menores. Más me demoré en pedirle antes que él respondiera que sí”.

”Una vez que viajaba a España con mi esposa, me encontré con Antonio en el avión. Claro, él viajaba en primera y yo en categoría económica. Él tuvo la gentileza de cederme su asiento para que yo viajara en primera y él en clase económica. Le dije que no podía porque estaba con mi esposa, y me dijo: ‘Entonces que vaya su señora (en primera clase) y vamos conversando nosotros atrás’”, destacó Manjarrez. (D)