Chile, con gol de Clemente Montes, venció este sábado 1-0 a Uruguay en el Preolímpico Sudamericano hacia París-2024 y hundió al equipo entrenado por Marcelo Bielsa en el fondo del grupo B.

Montes anotó en el minuto 64 a centro de Gonzalo Tapia, apenas dos minutos después de que ambos futbolistas entraran como suplentes.

Era una noche crucial en el estadio Misael Delgado, en la ciudad venezolana de Valencia, para chilenos y uruguayos, que venían de perder sus partidos de estreno.

Publicidad

Paraguay lidera el grupo con siete puntos en tres partidos, seguido por Argentina, con cuatro unidades; y Perú y Chile, con tres cada uno. Uruguay está en blanco.

Los dos mejores de la llave avanzan a la fase final, un cuadrangular que definirá los dos cupos en los próximos Juegos Olímpicos que están en disputa en este torneo sub-23.

Fiel a su idea, el Loco Bielsa repitió el once inicial del debut, con siete de los jugadores con los que Uruguay ganó el año pasado el campeonato del Mundial Sub-20, encabezados por el goleador Luciano Rodríguez; pero, otra vez, el resultado le dio la espalda.

Publicidad

Nicolás Córdova, el técnico de Chile, sí movió fichas para incluir en ataque a Damián Pizarro -brillante- y Alexander Aravena.

Uruguay, como en el partido previo, una derrota 4-3 a manos de Paraguay, comenzó con una presión asfixiante.

Publicidad

Sin embargo, tras resistir ese envión, Chile empezó a respirar y ganaba confianza en el contragolpe con la trepidante velocidad de Damián Pizarro.

La mejor ocasión del primer tiempo, en efecto, llegó por esa vía en el minuto 23. Una contra magníficamente conducida por Pizarro en una carrera de 70 metros a toda marcha terminó con Aravena mano a mano ante el arquero Randall Rodríguez. El delantero de Universidad Católica falló.

Justo antes del descanso hubo minutos de locura a ida y vuelta, con ocasiones del uruguayo Tiago Palacios por un lado, en una gran acción individual, y el chileno Lucas Cepeda por el otro.

Era difícil mantener el ritmo, pero Uruguay tuvo el pie en el acelerador.

Publicidad

Y Chile seguía en lo suyo.

Aravena, en el 60, tuvo otra magnífica oportunidad a la contra. No llegó a tiempo para conectar un envío de Damián Pizarro.

El otro Pizarro en cancha por Chile, Vicente, fue motor en la jugada del gol, al recuperar una pelota que pasó por Cepeda y Tapia antes de llegar desde la banda derecha a Tapia.

Los australes manejaron con oficio la ventaja y, a la contra, estuvieron cerca de aumentarla. (D)