Barcelona SC regresa de Brasil con un saldo adverso: dos goles en contra y una expulsión, pero aún así tiene latente la esperanza de poder remontar el marcado (2-0) ante Flamengo, el próximo miércoles en el juego de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores de América.

Un buen arranque en los 10 primeros minutos, en los que Gonzalo Mastriani por poco fusila al golero Daniel Alves, quedaron diluidos cuando Flamengo tomó el dominio del escenario.

Dos goles

A los 6 minutos, desde un tiro de esquina tras forcejeos de Riveros con la zaga le quedó un rebote para Mastriani, pero su izquierdazo fue bloqueado por golero Alves.

Publicidad

Pero a los 21 minutos, Bruno Henrique se elevó a un costado del arco e hizo tan fácil un gol de cabeza cruzado que venció la capacidad de reacción del golero Javier Burrai.

El mismo Bruno Henrique volvió a inquietar a Burrai a los 34 minutos, pero para fortuna del arquero amarillo su cabezazo frente al arco impactó en el marco de la portería.

Y hubo un momento, en que Barcelona se distrajo, y los atacantes de Flamengo comenzaron a ganar espacios, al punto que Pereira se animó a una lanzamiento de media distancia que pegó en el horizontal.

Sin dejar reaccionar a Barcelona, Vitinho inició una arremetida dejó atrás a Riveros, hizo una pared con Gabriel Barbosa, este cruzó un remate y una vez más Bruno Henrique se salió con la suya para el 2-0.

Al final del primer tiempo, mientras el ‘Fla’ sumaba dos tantos, a Barcelona se le restaba un jugador por la expulsión de Nixon Molina, tras recibir una segunda amarilla.

Los últimos 20 minutos se consumieron entre fricciones, trabas, cambios de jugadores y hasta una acción de expulsión, en la Leo Pereira terminó abandonando la cancha tras la revisión en el VAR de un codazo que le propinó a Luis León, mientras esperaban la ejecución de un tiro libre.

Flamengo y Barcelona se reencontrarán el próximo miércoles en Guayaquil. El vencedor de la serie se batirá en la final con el ganador de la llave brasileña entre Palmeiras y Atlético Mineiro, que empataron 0-0 en la ida. (D)