El director técnico de Barcelona SC, Fabián Bustos, se prepara para el que seguramente será uno de los partidos más importantes de su carrera: ante Flamengo en el Maracaná por la semifinal de ida de la Copa Libertadores. Y resaltó la capacidad que han tenido los jugadores que conforman el plantel para haber podido jugar “de igual a igual” ante rivales de alta jerarquía internacional como lo fueron Boca Juniors y Santos (en fase de grupos), Vélez Sarsfield (octavos de final) y Fluminense (cuartos de final).

“Hemos estado a la altura, eso es lo que me gusta, que hemos podido ser competitivos, jugando casi de igual a igual. Es lo mejor que le puede pasar a BSC, recuperar la historia, es algo que la dirigencia siempre plantea a cada inicio de año. Estamos contentos, pero queremos más”, dijo el DT en diálogo con DirecTV Sports.

Sobre su rival de este miércoles, el estratega expresó: “Flamengo, siempre que uno veía de chico fútbol ha sido un grande del continente, me acuerdo de Zico, de haberlo visto usar la camiseta ‘10′. Hoy es el equipo más poderoso del continente, el que tiene la mayor cantidad de hinchas, ha repatriado a 4 jugadores de Europa, pero queremos estar a la altura”.

Bustos también aseveró que su intención es “seguir haciendo historia” con el equipo más popular del Ecuador, con el que ya consiguió un título nacional en la temporada 2020.

“Asumimos el 16 de diciembre de 2019, empezamos a entrenar el 26 de diciembre. Y después de todo este tiempo queremos seguir haciendo historia y vamos por más. A los jugadores gracias por siempre, nos han traído hasta acá con mucho esfuerzo. A toda la gente, la mayoría del país que son barcelonistas, que sigan soñando, que sean positivos y vamos hasta donde nos dé”, sostuvo.

Finalmente, el gaucho aseguró que veía lejana la posibilidad de llegar a instancias finales del torneo de clubes más prestigioso de Sudamérica, pero que la “capacidad de los jugadores” ha puesto a Barcelona donde está.

“Uno cuando es chico, sueñas mucho con estas cosas. Cuando eres grande, deseas jugar la competición. Es muy difícil jugarla (la Copa Libertadores), no es para muchos jugar la Copa. Como DT, lo veíamos lejano por los planteles que había. Hoy estamos ahí y seguimos soñando. La fe en Dios, el trabajo, el día a día, y la capacidad de los jugadores, nos trajeron hasta acá”, culminó. (D)