Belgrano garantizó este martes su clasificación para los octavos de final de la Copa Sudamericana, después de remontar 1-2, gracias a un doblete de Pablo Chavarría, ante un Internacional falto de rodaje, pese al acierto del colombiano Rafael Santos Borré.

El conjunto argentino acabó como líder incontestable del Grupo C, con 12 puntos, siete más que el equipo de Porto Alegre, sin opciones a pesar de tener pendiente dos partidos aplazados por las inundaciones en la región sur de Brasil.

El ecuatoriano Delfín (8), que venció 4-3 al boliviano Real Tomayapo (1), e Inter se jugarán la segunda plaza, que da derecho a disputar una eliminatoria frente a uno de los terceros de la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Publicidad

Era un partido especial para Internacional. El primero en un mes como consecuencia de las inundaciones que han devastado la región sur de Brasil. Su estadio, el Beira-Rio, no se salvó y hoy es un lodazal que llevará semanas rehabilitarlo.

Por eso han tenido que emigrar temporalmente al Arena Barueri, en la periferia de São Paulo. Para recordar la tragedia, los jugadores colorados saltaron al césped con un uniforme ‘manchado’ de barro por una buena causa.

Las camisetas serán firmadas por los hombres de Eduardo Coudet y subastadas. Los beneficios irán destinados a las víctimas de la catástrofe.

Publicidad

Las ganas de querer dar una alegría a su afición se notaron desde el inicio. El cuadro colorado, con una disposición extremadamente ofensiva, rozó cerca del 85 % de la posesión en algunos tramos de la primera mitad.

Wesley desbordaba como quería por la izquierda. Borré y Valencia se asociaban bien y Maurício lanzó un misil que obligó a Nahuel Losada a estirarse. Hasta que en el minuto 39 la enésima internada de Wesley terminó en un pase franco que remató a placer Borré.

Publicidad

El partido se ponía cuesta abajo para los de Coudet. Pero se relajaron en exceso y lo pagaron muy caro.

Primero, Renê falló en la salida y regaló el balón para Chavarría, que conectó con Reyna. El peruano chuta y Robert Renan salva en la línea de gol, con tan mala suerte que el rechace cayó en los pies de Chavarría, que no perdonó. Era el minuto 45.

El empate fue un auténtico mazazo para los brasileños porque tres minutos después, en el tiempo de descuento, Chavarría consumó la remontada con un remate de cabeza, solo dentro del área, con los pies apoyados en el suelo. Demasiado fácil.

En la segunda parte, el Inter adelantó todavía más las líneas. Belgrano, con los deberes hechos, se atrincheró y buscó romper el ritmo de juego de los locales a base de faltas.

Publicidad

Alan Patrick rozó el empate de falta. Belgrano también pudo ampliar, pero el VAR vio la patada al césped de Lencioni, que el árbitro de campo interpretó erróneamente como un penalti.

Al Inter se le agotó la batería en la recta final, dando a Belgrano tres puntos que valen unos octavos de final. (D)