La delantera brasileña Marta, seis veces elegida mejor futbolista del mundo, se despidió este miércoles de las copas del Mundo, tras la sorprendente eliminación de la Canarinha en la fase de grupos de Australia y Nueva Zelanda 2023.

“La selección estaba casi 100 % renovada. La más veterana era yo, creo. Y esta fue mi última Copa, no voy a volver a jugar un Mundial”, afirmó la atacante del Orlando Pride en zona mixta, tras empatar 0-0 ante Jamaica, en la última jornada del grupo F.

Marta, de 37 años, es historia viva del fútbol mundial. Es la máxima goleadora histórica en copas del Mundo, tanto femeninas como masculinas, con 17 tantos.

Publicidad

En la edición de este año aceptó un rol secundario dentro del equipo que dirige la técnica sueca Pia Sundhage, aunque este miércoles fue titular.

Sin embargo, su presencia no fue decisiva ante el combinado jamaiquino y Brasil dijo adiós a las primeras de cambio.

“No conseguimos comunicarnos para poner el balón en el piso e intercambiar pases cerca del área. Faltó un poco de paciencia para trabajar la pelota cerca del área”, analizó Marta.

Publicidad

En su opinión, Jamaica “hizo el partido que quería”, a la defensiva y saliendo al contragolpe.

“Solo un equipo quiso jugar, se defendieron todo el tiempo”, añadió.

Publicidad

Marta también apostó de forma implícita por la continuidad de Sundhage en el banquillo de la selección nacional y pidió a los aficionados que continúen apoyando al equipo.

“Confío en el trabajo que está siendo realizado. Si le dan continuidad va a funcionar. Tenemos que apegarnos a las cosas positivas”, declaró.

“Ahora toca levantar la cabeza. Hay mucho trabajo por hacer; tenemos que continuar apoyando y no tirar piedras ante el primer obstáculo que aparece”, completó.

El equipo sudamericano, que ha participado en las nueves ediciones de Mundial femenino disputadas hasta la fecha, solo había caído eliminada en la fase de grupos en dos ocasiones (1991 y 1995). (D)

Publicidad