Argentina cayó el miércoles 2-0 ante Suecia y fue eliminada sin cumplir su sueño de ganar un partido en un Mundial femenino, en tanto que Sudáfrica derrotó a Italia y aseguró un lugar en octavos de final.

Con los resultados, Suecia avanzó como primera del Grupo G tras ganar sus tres partidos, mientras que Sudáfrica se ubicó como segunda del grupo.

Con ello, el domingo se enfrentarán Suecia contra Estados Unidos y Sudáfrica contra Países Bajos, que ganó el Grupo E.

Publicidad

“Nos vamos conformes, las jugadoras lo dieron todo, podemos dormir tranquilos, pero nos vamos tristes porque queríamos ganar, clasificar, teníamos esa ilusión”, declaró tras el partido el seleccionador argentino Germán Portanova, quien precisó los problemas de su equipo.

“El aspecto físico es una deficiencia que Argentina tiene que corregir. Siempre que se hace una jugada, capaz que no termina en la profundidad que queremos al no tener esa velocidad y esa potencia” que tienen otras selecciones.

Suecia rompió el ordenado esquema defensivo argentino al minuto 66 con un centro de Sofía Jakobsson conectado de cabeza por Rebecka Blomqvist. Elin Rubensson marcó el 2-0 definitivo de penal al 90.

Publicidad

En el otro duelo del Grupo G, Sudáfrica venció a Italia 3-2 en un partido que dejó hasta el último instante la definición del segundo cupo a los octavos.

Italia comenzó ganando con un penal marcado por Arianna Caruso (11).

Publicidad

Sudáfrica igualó momentáneamente al 32 con un autogol de la italiana Benedetta Orsi, y amplió Hildah Magaia (67).

La italiana Caruso convirtió el tanto del empate (74), pero la sudafricana Thembi Kgatlana generó in extremis el gol de la victoria (90+2), en Wellington.

Pese a que Argentina llegó al duelo con escasas posibilidades de clasificar, una nutrida y alegre barra argentina cantó y saltó todo el partido para alentar a su equipo en el Waikato Stadium de Hamilton.

Suecia llegó con cartel de contendiente a levantar la copa y lo demostró con un claro dominio territorial, pese a que presentó nueve cambios en la alineación que el sábado goleó a Italia 5-0.

Publicidad

La mayor parte del duelo se jugó en territorio defensivo argentino, aunque las albicelestes tuvieron acciones de peligro con sus atacantes Mariana Larroquette, Romina Núñez y Estefanía Banini.

La defensa argentina se plantó bien y con orden para repeler las embestidas de las fuertes jugadoras suecas, en especial la atacante Rebecka Blomqvist y las volantes Olivia Schough y Hanna Bennison.

Así, el eficiente juego defensivo en la primera parte permitió que la arquera Vanina Correa no se viera en mayores aprietos.

Hacia el final de los primeros 45 minutos, Argentina perdió por lesión a una de sus piezas clave, la combativa volante Florencia Bonsegundo, sustituida por Daiana Falfán.

Argentina adelantó líneas en la segunda parte, arriesgando un poco más con salidas en busca del arco sueco.

El resultado fue que Suecia encontró espacio en la defensa argentina para marcar los dos goles que sellaron el partido.

Argentina se despidió del Mundial de Australia y Nueva Zelanda con dos derrotas y un empate, logrado de manera dramática contra Sudáfrica después de ir perdiendo 2-0.

Al final del duelo en Hamilton, las jugadoras argentinas se abrazaron llorando y le hicieron un saludo conjunto a la afición que las acompañó fielmente.

“Quedan un montón de generaciones por delante que sin duda van a defender esta camisa con sus vidas”, declaró la delantera Estefanía Banini.

“Tenemos que seguir mejorando en la liga argentina. Hay que seguir apostando por las chicas, Estamos en un crecimiento en nuestro país y creo que se está notando Mundial a Mundial”, añadió. (D)