No es la primera vez que Barcelona Sporting Club supera la fase de grupos de la Copa Libertadores como líder de llave. Lo que ha sucedido en la edición en curso del certamen, en la que los toreros registraron 13 puntos y fueron inalcanzables para sus rivales, ya sucedió en 1971, 1972, 1986, 1987, 1992 (en los números, incluso mejor que en 2021) y 1996. Sin embargo, el equipo canario sí ratificó al torneo de este año como “el de las primeras veces” tras derrotar, la noche del miércoles, en Guayaquil por inédita ocasión al Peixe (3-1) y afianzarse en la punta que ostentó desde la primera fecha.

“Nadie daba mucho por nosotros, no nos contaban para ganar el grupo”, declaró Fabián Bustos, entrenador de Barcelona, en rueda de prensa luego del reciente duelo en el estadio Monumental Banco Pichincha. “Marcamos historia para la institución al dejar al finalista (Santos, de la pasada edición de la Copa) y pasar encima del semifinalista (Boca Juniors). Estamos muy contentos de lo hecho por los jugadores fecha tras fecha. Ahora viene una fase nueva y empezaremos a trabajar cuando se venga el sorteo”.

Un doblete de Damián Díaz (minutos 15 y 54) y otro tanto de Jean Montaño (77) le dieron la victoria al local guayaquileño sobre el elenco paulista, que descontó vía Kaio Jorge (45+2). El equipo del DT Bustos llegó a cuatro victorias, un empate y una derrota (hace 29 años fueron cuatro victorias y dos empates), clasificándose a octavos de final de la Libertadores, con Boca como escolta (10 puntos).

El estratega de 52 años se refirió a la revelancia del boleto a la próxima fase del certamen: “Lo más importante es lo que la dirigencia siempre nos pide: recuperar la grandeza de esta gran institución. El grupo siempre peleaba cosas importantes (seis veces semifinalista y dos finalista) y se estaba extrañando eso. Estamos muy contentos por lo que venimos realizando. Hay que seguir por este camino, y ahora viene otra etapa, donde debemos hacer las cosas bien”.

Siete posibles rivales

Como líder de llave, Barcelona goza del derecho de enfrentar a uno de los segundos clasificados de otros grupos, según lo determine el sorteo de los octavos de final. La Conmebol presentará los cruces de la siguiente ronda el martes 1 de junio en Luque (Paraguay).

Además, el equipo canario cerrará como local la serie de octavos y queda muy bien posicionado dentro de la tabla de los primeros con miras a las próximas eliminatorias en caso de progresar.

El único segundo de grupo al que no puede medir Barcelona es Boca, debido a que no se puede repetir un encuentro de la fase previa. Así, los potenciales rivales del elenco torero son Defensa y Justicia de Argentina (grupo A), Olimpia de Paraguay (B), River Plate de Argentina (D), Sao Paulo de Brasil (E), Universidad Católica de Chile (F), el argentino Vélez o el brasileño Flamengo (el grupo G se cierra la noche de este jueves) y el paraguayo Cerro Porteño (H).

Más allá del próximo rival, ¿qué se le viene a los pupilos de Bustos?: “¡Qué les voy a pedir a estos chicos que han hecho historia! Un montón de puntos altos, agradecido con los jugadores por la entrega”. (D)