Fabián Bustos dijo este miércoles que el triunfo sobre Vélez Sarsfield por 3-1 “vale (mucho)” para que Barcelona SC siga en camino para recuperar “la gran historia que tiene” en la Copa Libertadores de América, en la que muestra dos subcampeonatos como sus logros trascendentales (1990 y 1998).

Vélez es el segundo equipo argentino después de Boca Juniors que este año se marcha derrotado del estadio Monumental Banco Pichincha en el marco de la Libertadores.

El técnico de los canarios también expresó que se toma la clasificación a cuartos de final de la Copa “con mucha alegría y humildad”.

El mediapunta Adonis Preciado abrió la ruta de la clasificación a los 23 minutos; el volante Gabriel Cortez, de penal, a los 68 puso el segundo; y Jonathan Perlaza, con pocos segundos en el terreno de juego, anotó el tanto que sentenció la serie a los 79.

Juan Lucero, autor del gol de la victoria del Fortín en la ida en Buenos Aires, había igualado parcialmente las cifras a los 47 minutos del segundo tiempo.

“Hicimos un buen primer tiempo, intentamos salir igual en el segundo, pero nos anotaron rápido. Nos costó volver a meternos en el partido, pero nunca perdimos la convicción y tuvimos la fortaleza mental para lograr el resultado”, manifestó Bustos en declaraciones recogidas por el Departamento de Comunicación del club.

“Tomo la clasificación con mucha alegría y humildad, la dirigencia y el cuerpo técnico sabemos lo que esto vale, no solo en lo económico, sino en recuperar la gran historia que tiene Barcelona”, apuntó el DT, que en 2020 se trazó como objetivo superar la campaña del 2017 del uruguayo Guillermo Almada, que condujo al cuadro torero a semifinales de la Libertadores.

Barcelona SC, ocho veces semifinalista de América (1971, 1972, 1986, 1987, 1990, 1992, 1998 y 2017), se enfrentará en cuartos de final con el vencedor entre Fluminense y Cerro Porteño, duelo de vuelta de octavos que fue postergado para el 3 de agosto debido al luto que envuelve al técnico del plantel paraguayo, Francisco Arce, por la muerte el pasado domingo en un accidente automovilístico de su hijo Alejandro Javier, de 20 años.

El partido de ida en Asunción, el martes 13 de julio, finalizó 2 a 0 a favor del conjunto brasileño. (D)