Con frustración se retiró el entrenador argentino Fabián Bustos del estadio Maracaná de Río de Janeiro por la derrota 2-0 que sufrió su equipo, Barcelona Sporting Club, ante Flamengo. Un resultado que tendrá que revertir el próximo miércoles (19:30) en la cancha del Monumental Banco Pichincha.

El Mengão superó a los toreros con un doblete del extremo zurdo Bruno Henrique (21 y 38 minutos). Antes del final de la primera etapa, la visita sufrió la expulsión del centrocampista Nixon Molina (45+2 min) y antes del último pitazo vio la roja Léo Pereira por un codazo que le propinó en el rostro al defensa Luis Fernando León (89 min).

Para la revancha, los canarios están obligados a obtener el triunfo por más de tres goles y no permitir que anote el Fla, porque un tanto del rival complica obtener su objetivo que es clasificar a la final continental.

Bustos, en la rueda de prensa luego de la dolorosa caída, comentó: “La llave está abierta. En nuestra cancha vamos a estar más cómodos y con nuestra hinchada será una motivación extra. Creo que estamos con vida y es lo que sentimos”.

“Nunca es un buen resultado perder, aunque fue complicado competir con diez jugadores ante un equipo como Flamengo. Para el segundo tiempo les pedí a los chicos que estuviéramos combativos”, destacó el técnico gaucho.

Sobre la falta de puntería de los amarillos, Bustos remarcó: “Los primeros 25 minutos tuvimos varias situaciones de gol. Si subíamos al marcador antes que ellos, la historia del partido cambiaba. Nos agarraron abiertos en el segundo gol y no era la forma de estar posicionados. Para ganar contra estos rivales debemos estar en nuestro mayor nivel”.

“Queríamos sumar y convertir goles. Tuvimos nuestras chances, el portero (Diego Alves) fue figura”, complementó el DT, que sufrió su tercera derrota en esta Copa. Su primera caída fue en la fase de grupo ante The Strongest (2-0) en Bolivia y la segunda ante Vélez Sarsfield (1-0) en Argentina por los octavos de final.

Y Bustos volvió a remarcar: Para la próxima semana “vamos a afrontar la revancha en nuestra casa y con nuestra gente. Buscaremos ser eficaces para meternos en el partido y competir con el equipo más poderoso de la competición”. (D)