El defensor Luis Fernando León advirtió que el Barcelona Sporting Club sigue con vida pese a caer 2-0 este miércoles en su visita al Flamengo en el juego de ida de las semifinales de la Copa Libertadores de América.

“Sabemos que debemos hacer nuestro partido en casa, todavía estamos con vida”, dijo el zaguero central, de 28 años, al término del cotejo disputado en el mítico Maracaná de Rio de Janeiro.

Aunque no se acomplejó por el poderío del bicampeón brasileño y por el imponente templo carioca, Barcelona regresará a Guayaquil con las manos vacías tras un doblete de Bruno Henrique.

Ambos equipos se reencontrarán el miércoles en Guayaquil para decidir quién clasifica a la final, que se jugará en Montevideo el 27 de noviembre.

El vencedor de la serie se batirá con el ganador de la llave brasileña entre Palmeiras y Atlético Mineiro, que empataron 0-0 en la ida el martes en Sao Paulo. (D)