Barcelona Sporting Club y el Santos Futebol Clube se han enfrentado cinco veces en la historia desde 1962. El primer duelo entre ambos tuvo el carácter de amistoso y los cuatro restantes fueron oficiales, todos ellos por la Copa Libertadores de América. Con Pelé, el indiscutible mejor Santos de cualquier tiempo, el de la irrepetible era dorada de ese club, llegó a Guayaquil en 1962. Y aunque fue un partido amistoso el cuadro paulista trajo a auténticos cracks del balompié universal, entre ellos –además del rey del fútbol– Zito, Coutinho, Pepe y Gilmar, y otras estrellas.

Santos FC vs. Barcelona SC: fecha, canal de TV y horarios por la jornada 1 de la fase de grupos de la Copa Libertadores

El arribo del Santos se anticipó en EL UNIVERSO como “algo sobresaliente, fuera de lo común”. “La afición está de plácemes” por la presentación de “una constelación de estrellas” que “con un fútbol maravilloso ha asombrado a todos los públicos del universo”. “Vendrá encabezado por Pelé, el mejor futbolista que ha producido el planeta en todos los tiempos”. “Por fin”, el Santos aterrizó en Guayaquil el 6 de enero de 1962 para jugar, 24 horas después en el estadio Modelo, ante un “Barcelona convenientemente reforzado”.

El 7 de enero de 1962, Barcelona alineó en el Modelo con Bonnard; Herrera (Esteves), Lecaro, Macías; J. Merizalde (Zambrano), Reeves Patterson; Gando, B. Merizalde (Pinto), Cordero (Romero), Calderón (Altamirano), Cañarte (Navas). El Santos formó con Laercio (Gilmar); Lima, Olavo, Decio; Zito (Getulio) Calvet (Formiga); Dorval (Tite) Mengalvio, Coutinho (Pagao), Pelé, Pepe.

Una goleada

Con goles santistas de Zito y Pepe, y descuento de Mario Cordero, todos se fueron al descanso (ventaja brasileña 2-1). Pero en el complemento se desató Coutinho e “hizo alarde de efectividad” con cuatro tantos. Vicente Lecaro, de penal, batió a Gilmar.

Publicidad

En el 6-2 Pelé no anotó, pero el prestigioso periodista Ricardo Chacón García opinó en su columna ‘Primas del deporte’, en EL UNIVERSO, que “no necesitó Pelé hacer goles, pues su clase se fue manifestando a través de jugadas para el recuerdo. Amagues a cualquier costado, pases para compañeros como diciendo ‘este gol es tuyo’. Realizando lo irrealizable, lo que no parece ser trayectoria humana”.

Juegos oficiales

El 2004, por la fase de grupos, canarios y santistas rivalizaron por primera ocasión en compromisos oficiales. Compartían la llave 7 con Guaraní (Paraguay) y Jorge Wilstermann (Bolivia). El Santos tenía en aquel entonces como figuras a Robinho, Diego y Elano, que ilusionaron a los torcedores santistas, a comienzos del siglo XXI, con revivir mejores épocas. Pero no pudo ser y pronto, individualmente, se desinflaron.

El 3 de marzo jugaron en el estadio Monumental y los visitantes vencieron 3-1 frente a unos 40.000 aficionados. Por el Santos anotaron Renato a los 43 min con un potente disparo de zurda desde unos 30 metros, Basilio a los 49 con un remate a boca de jarro y Robinho a los 82. Rodrigo Texeira descontó a los 63 para Barcelona.

Este Diario reseñó que “el partido se inició con un Santos arrollador que desde el primer minuto mostró que venía por la victoria y que no iba a especular frente a un rival que se mostraba tímido y que lo respetaba demasiado”.

Estas fueron las formaciones: Barcelona: Cevallos; Carabalí, Fleitas, Caicedo; George, Soledispa (Garrido), Tenorio, Chatruc (Escobar), Villegas (Gavica); Texeira, Kaviedes. DT: Víctor Luna.

Santos: Doni; Paulo César, Álex, André Luis, Leo; Claiton, Elano (Lopes), Diego (Paulo Almeida), Renato; Basilio (Pereira), Robinho. DT: Emerson Leao.

Publicidad

La vuelta se jugó el 11 de marzo de 2004. Barcelona fue doblegado 1-0, pero ambas escuadras avanzaron a la siguiente ronda de la Libertadores. EL UNIVERSO relató que “Robinho tomó el balón y se lo guardó debajo de su camiseta para festejar. Ocurrió en el minuto 69, segundos después de que anotara el único gol con el que Santos de Brasil venció por 1-0 a Barcelona en el estadio Vila Belmira por el Grupo 7 de la Copa Libertadores”.

Añadió que “la jugada se inició por el sector derecho con el defensor Marco Aurelio, quien centró. Allí, Robinho ganó la marca de Marcelo Fleitas y cabeceó contra el piso para vencer a José Francisco Cevallos”.

Barcelona, histórico

En el 2017 otra vez el torneo de clubes más importante de Sudamérica puso frente a frente a Barcelona y Santos y fue en la ronda de cuartos de final. El 13 de septiembre las cosas no empezaron bien para los canarios al igualar a 1 con los brasileños.

“Barcelona rescató un empate en su casa ante el brasileño Santos en el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores. Apenas iniciado el segundo tiempo del encuentro, Bruno Henrique abrió el marcador del partido a favor de Santos. El delantero aprovechó el servicio de cabeza que le hizo David Braz y puso el 1-0. Barcelona demoró en despertar, pero en el minuto 79 el uruguayo Jonatan Álvez anotó el gol del empate”, publicó este Diario.

No era bueno el panorama, pero en la vuelta Barcelona consiguió revivir su condición de equipo copero. El 20 de septiembre de 2017 sometió de visita al Santos, en el estadio Vila Belmiro, donde este martes ambos cuadros comienzan su participación en la edición del 2021.

EL UNIVERSO dijo hace cuatro años: “Otra vez el club canario está entre los cuatro mejores de América al clasificar a las semifinales del máximo torneo continental tras 19 años de ausencia. Lo hizo con una victoria que ya es uno más de los brillantes capítulos amarillos en la historia. Batió al Santos, en Brasil, y le quitó ayer el invicto que ostentaba en la actual edición de la Copa.

Barcelona que emociona a millones

La reseña de este Diario prosiguió sobre el emocionante triunfo torero: ¡El Barcelona de las noches heroicas de la Copa Libertadores de las décadas del 70, 80 y 90 ha vuelto! El de los triunfos memorables, el de los partidos épicos, el de los goles inolvidables –que no solo gritan, dentro y fuera del país, sus aficionados a todo pulmón, sino también con el alma– está de regreso. El Barcelona que emociona a millones de hinchas por protagonizar éxitos internacionales, el equipo de estirpe copera que no respeta trayectorias ni títulos de adversarios, retornó anoche en el estadio Vila Belmiro, donde nació la leyenda de Pelé”.

El local puso a Vanderlei; Ferraz, Lucas Veríssimo, David Braz, Zeca; Alison (Kayke), Leandro Donizete (Jean Motta), Vecchio, Copete; Bruno Henrique (Fabián Noguera), Ricardo Oliveira. Por Barcelona Guillermo Almada puso a Máximo Banguera; Pedro Pablo Velasco, Darío Aimar, Xavier Arreaga, Beder Caicedo; Marcos Caicedo (Érick Castillo), Gabriel Marques, Matías Oyola (Washington Vera), Damián Díaz; Ely Esterilla (José Ayoví), Jonatan Álvez. (D)