Inofensivo, muy diferente a lo acostumbrado, estuvo el ecuatoriano Ángel Mena este martes contra Perú en Quito (1-2), donde el jugador del León mexicano había sido figura en las dos últimas presentaciones de la Tricolor en casa en la eliminatoria al Mundial de Catar 2022. Su salida del campo a los 65 minutos significó el ingreso del capitán de Barcelona Sporting Club, el naturalizado Damián Díaz, quien ‘oxigenó' el ataque del combinado nacional y llevó chispa contra el arco de la Blanquirroja, si bien no pudo evitar la derrota ante los del Rímac.

En la segunda jornada del premundial sudamericano, Mena había sido fundamental con su desequilibrio y un pase gol para la victoria de Ecuador sobre Uruguay (4-2). En la cuarta fecha anotó un tanto y brindó dos asistencias para la goleada frente a Colombia (6-1). Empero, esta vez por la jornada 8 (la 5 y la 6 fueron postergadas) la presencia del exjugador de Emelec en la cancha del estadio Rodrigo Paz Delgado apenas significó peligro para la visita.

En números, el guayaquileño de 33 años, que prácticamente desapareció el primer cuarto de hora contra la Bicolor, dio 21 pases cortos, tres pases largos, cobró tres saques de esquina, perdió tres veces el esférico y recibió una falta. Su única ocasión ofensiva fue al minuto 45+1, cuando se encontró con el balón en las inmediaciones del área y remató, pero su disparo se fue muy por encima del arco custodiado por Pedro Gallese. Para entonces, ya el atacante había probado cambiando de zona del campo, a veces más atrás y colaborador, a veces más adelante y en espera.

Ya con el marcador en contra, debido al gol del peruano Christian Cueva a los 62 minutos, el seleccionador Gustavo Alfaro dispuso la salida de Mena y el ingreso de Díaz (minuto 65). Fue otro aire el que brindó el argentino-ecuatoriano de 35 años a la Tricolor en la media hora que jugó, con una visión más clara de lo que necesitaba el mediocampo local y su conexión con el ataque.

Apenas ingresado, al minuto 68, el volante canario se animó a cabecear sin éxito. Esa fue una de las contadas ocasiones de gol que tuvo, pues también probó luego con un zapatazo que obligó a volar a Gallese.

Díaz se responsabilizó del traslado del balón en la Tri, buscando sobre todo por derecha Ángelo Preciado y reemplazándolo en esa banda en ocasiones. Incluso, a los 59 minutos, envió un centro a media altura por derecha que Fidel Martínez, su excompañero en Barcelona, estuvo cerca de empujar a la red.

Ángel Mena se aprestaba a cobrar un penal para Ecuador cuya sentencia se anuló. Foto: API

Por lo demás, el nacido en Rosario registró 22 pases al pie, cinco pases largos, cobró dos saques de esquina, recuperó un balón, inició un lateral una vez y dio marcha a un tiro libre. En contraparte, perdió la pelota en cinco ocasiones.

El de este martes fue el primer juego oficial de Díaz con la selección de Ecuador. En marzo del 2021, el volante ya figuró en un amistoso contra Bolivia en el estadio Banco Guayaquil (Quito), siendo esa su primera vez con la camiseta tricolor.

El 10 de Barcelona se nacionalizó ecuatoriano en enero del 2017. (D)