Damián Díaz va a tener voces contrarias y a favor porque así está polarizado el fútbol en nuestro país. Para mí es un jugador que es importante, aunque no va de acuerdo con el sistema que hemos visto aplicar a Gustavo Alfaro. Va a costar mucho que él tenga participación con un fútbol tan dinámico y de transición tan rápida como el que promueve el entrenador de la Tri.

Pero los partidos van cambiando de acuerdo con las circunstancias. Si juega de visitante, si el resultado es a favor, si es en contra, si el equipo está necesitando otras ideas, yo creo que ahí Díaz puede ser un eslabón importante porque es muy dúctil, un jugador que tiene criterio, panorama y que en alguna instancia del partido creería yo que podría ser necesario.

Tendría que ver la lista para ver a quién han dejado afuera en caso de que convoquen a Díaz para la eliminatoria. Respeto muchísimo lo referido por Carlos Torres Garcés (”la Selección juega a velocidad de proyectil y Díaz a ritmo de carreta), un emblemático en esa posición, y que analiza cómo se mueve Díaz, cómo se mueve Ecuador. Pero creo que él también sabe que en algún momento se requieren personajes futbolísticos que manejen otros ritmos.

No todo el tiempo será de un ir y venir a la velocidad que nos tiene acostumbrada la Tri, porque en algún momento va a tener dificultades. No sabemos si contra Chile o contra Venezuela, pero hay que estar listos para tener un plan B y ese plan B puede ser Díaz. Ahora, ¿a quién tiene que reemplazar el nacionalizado? Bueno, es que no sé a quién va a convocar Alfaro.

No pondría como titular a Díaz en la Selección porque me estaría contradiciendo en todo lo que he dicho. Tendría que ver si es que lo voy a requerir en caso de que la circunstancia del partido así lo exija. Mientras tanto, no. Yo difiero con Torres Garcés respecto a que la Selección juega como un jet y el otro es una carreta, yo lo he visto a Díaz adaptarse a otras velocidades también; no hay tanta distancia. Yo lo tengo al Kitu como una ficha para sacarla en el momento que lo requiero para aplicar el plan B en Ecuador, porque el plan A me está fallando.

Las comparaciones son odiosas, pero a Cristhian Noboa, que no es tan rápido que digamos, se lo va a requerir en algún momento. ¿Y qué es lo que está haciendo Noboa? Dándole un poco de pausa, dándole más criterio en su club. Noboa sí ha sido útil en la Selección, y acaso ha demostrado una gran velocidad. A veces la velocidad mental es mucho más que la velocidad física o la dinámica.

He visto algunas participaciones que en el individualismo es diverso y en esa diversidad que Díaz crea, con base en su inteligencia y en el fútbol que tiene, pues me parece que en algún momento él pueda calzar en el esquema de Alfaro. (O)