Cristhian Noboa es dueño de un récord formidable: el guayaquileño es el futbolista tricolor con más larga permanencia ininterrumpida en el balompié de Europa, con 17 temporadas consecutivas. Entre el 2007 y el 2023 el mediocampista, que debutó en primera división con Emelec, en el 2004, jugó en Rusia en el Rubin Kazán, Dínamo de Moscú, FK Rostov y Zenit de San Petersburgo, más una breve estancia en Grecia con el uniforme del PAOK de Salónica.

Supera en estancia seguida en el Viejo Continente al ariete Felipe Caicedo, quien se estrenó allá en el 2006, pero el 2014 hubo un corte cuando se marchó desde el fútbol ruso al club Al Jazira, de Emiratos Árabes Unidos, para luego regresar a Europa.

En su periplo europeo los números del Zar, nacido en 1985, son sensacionales: 417 partidos oficiales jugados (400 de ellos en Rusia), 98 tantos marcados (96 con escuadras del balompié ruso) y repartió 68 pases gol. Además, tiene seis campeonatos ganados (cinco de la liga rusa y uno de la Supercopa de ese país), y tres veces fue elegido el mejor jugador del año (en 2022, por última vez).

Publicidad

Probable estreno

El porteño fue un triunfador total en Europa. Aquello, más su condición de mundialista con la Selección (Brasil 2014) y su calidad e inteligencia futbolística -ambos atributos están vigentes- lo convierten, al haber sido repatriado por Emelec, en la contratación de mayor impacto para la campaña 2024 de la Liga Pro. Ningún otro fichaje nacional, y menos aún uno extranjero, tiene las credenciales que exhibe Noboa.

Emelecista confeso, el volante que cumplirá 39 años el próximo 9 de abril, no pudo debutar en ninguna de las dos jornadas previas al duelo de este domingo en Quito, cuando Emelec visitará a El Nacional en el estadio Olímpico Atahualpa (18:00). La razón fue una lesión sufrida durante la pretemporada.

Publicidad

A mediados de la semana se supo que el Zar podría ser incluido en la nómina eléctrica que viajará a la capital, porque está recuperado de su dolencia. De confirmarse aquello las opciones de reparación de Noboa en el campeonato están latentes.

Rompe récord de Aguinaga

Publicidad

De ser tomado en cuenta por el DT Hernán Torres, Noboa implantaría otro récord: sería el futbolista de Ecuador que más tiempo tardó en volver a jugar en el país tras haberse marchado al extranjero.

La última ocasión en que Noboa jugó en el torneo local fue el 17 de diciembre del 2006, en la fecha final del certamen de aquel año. Emelec goleó 4-0 al Deportivo Quito en el estadio Capwell en el adiós del joven de 21 años. “A los 31 minutos, Noboa tomó un rebote del portero Daniel Viteri en el área y marcó el segundo tanto. En el tercero, Noboa también tuvo que ver mucho. Cobró un tiro libre, se lo entregó al artillero Luis Miguel Escalada y el Toro arremetió para, de cabeza, marcar al minuto 45 el 3-0″, publicó EL UNIVERSO hace casi 18 años en la reseña del compromiso.

Si el Zar Noboa es alineado frente a los militares su reaparición se cumplirá a los 6.301 días (o 17 años, tres meses, un día) de su despedida. Superará la marca (este domingo, o en la fecha en que se estrene en este 2024) de Álex Aguinaga, quien tardó 5.783 días (15 años, 9 meses, 27 días) entre su marcha del Deportivo Quito rumbo al Necaxa de México, en 1989, y su retorno a Liga de Quito, en el 2004. (D)