Algo contrariado por el anuncio del alcalde de Quito, Jorge Yunda, y la aprobación de un 30% de aforo para los estadios, Juan Zapata, máxima autoridad del Comité de Operaciones de Emergencia (COE nacional), señaló que “no es el momento” de ese regreso por la gravedad del COVID-19 en el país, y en especial en la capital ecuatoriana, la más afectada por el virus.

Durante un diálogo con Machdeportes, Zapata indicó que del anuncio del alcalde Yunda se enteró por redes sociales: “No teníamos conocimiento de aquello”, apuntó.

Yunda y la Agencia Metropolitana de Control adelantaron que el aforo estaba definido, que sería un 30% de presencia de público en los estadios y que las “herramientas digitales” estaban listas para “controlar eventos públicos con diez inspecciones en cinco estadios”.

Zapata negó esta posibilidad. “Consideramos que no es el momento de dar estas aperturas, la crisis sanitaria en el país continúa y Quito es la ciudad más afectada por el COVID-19. Pensar que aquí no pasa nada puede ser contraproducente, y nosotros estamos para salvar vidas”, indicó.

Funcionarios del municipio capitalino hablaron del “plan piloto” para el regreso del público; sin embargo, Zapata enfatizó que “los planes piloto se deben empezar siempre de menos a más. Quito es una ciudad grande y nos preocupa su situación”.

El funcionario reveló “diálogos” con la LigaPro y que la entidad está consciente de que “las coordinaciones se hacen con el COE nacional”.

Partidos de LigaPro en Quito podrán disputarse con el 30% de aforo, anuncia alcalde Jorge Yunda

Zapata adelantó que “estamos claros en el tema” del regreso del público a las gradas, que “hay que ir a eso como país, pero hay que ver los momentos. Los países que han adoptado esa posición es porque tienen al menos un 70% de su población vacunada, y nosotros no estamos ni cerca de ese porcentaje”.

Para Zapata, hablar de un aforo del 30% “es tener más de 12.000 personas en los estadios, y el fútbol genera pasiones. En el momento de un gol no nos acordamos del distanciamiento y la situación se va de las manos. Es muy sensible este tema de decisiones”, comentó. (D)