José Choclo Quintero recibió una suspensión de cinco partidos por agredir a un aficionado que lo insultó el pasado viernes, en Ambato, después de que Liga de Quito salió del estadio Bellavista, donde superó a Técnico Universitario (1-0), en el cierre de la primera etapa del torneo de la LigaPro.

Luego de hablar varios directivos y anunciar los albos que apelarán el castigo al zaguero, el futbolista dio su versión de los hechos por los que fue sancionado. Lo hizo este viernes en una entrevista en Área Deportiva, emisora de la capital.

“Termina el partido y nuevamente le escucho insultar (al aficionado que esperó, en grupo, a los azucenas) a mi madre. Eso me dolió mucho y reaccioné mal, no me arrepiento de nada”, dijo el Choclo.

El jugador de Liga agregó: “Me he caracterizado por ser una persona alegre y tranquila, pero este tipo de insultos no vienen al caso. Venía en el bus y me insultaban, terminó el partido y de igual forma. Esos no son hinchas, son patanes”.

Las disculpas

El esmeraldeño de 31 años lamentó el malestar que su cruce con la persona que lo insultó pudo haber causado entre los seguidores universitarios. “Quiero pedir disculpas a los hinchas si se sintieron mal por mi reacción, pero no se siente bien que te insulten a la madre desde la llegada a Ambato. El verdadero hincha sabe que el Choclo es una persona tranquila, que le gusta sonreír, sigan confiando en nosotros”.

Aseguró Quintero que no impactó a su agresor y que aquello podría influir en una rebaja del castigo o en la revocación del mismo.

“La gente de Liga se está encargando de eso (de apelar)”, dijo, pero “se debería de poner más seguridad en los estadios, nos merecemos respeto los jugadores y los hinchas”, sugirió el zaguero.

La sanción incluye los partidos contra 9 de Octubre, Olmedo, Universidad Católica, Deportivo Cuenca y Barcelona Sporting Club, todos en el marco de la LigaPro. (D)