Se jugaban los minutos adicionales del partido entre Macará y Orense en el estadio Bellavista cuando un hecho poco usual en el ámbito deportivo comenzó a suscitarse: Joaquín Pucheta, arquero celeste, orinó en una esquina de su arco, aunque fuera de los límites reglamentarios del campo de juego.

Antes de la ejecución de una falta en la mitad de la cancha favorable para los locales, se escuchó al cuerpo técnico machaleño reclamarle al juez central por aquella acción del guardameta, quien quizás estaba aprovechando que el esférico estaba lejos de su arco.

El chaqueño de 28 años fue expulsado por el árbitro Roberto Sánchez por hacer sus necesidades detrás de las vallas publicitarias del escenario deportivo ubicado en la ciudad de Ambato. El golero, que le había atajado un penal a Daniel Angulo en el primer tiempo, fue enviado a las duchas por “una conducta antideportiva”, según explicó el colegiado una vez finalizado el encuentro.

Tras haber agotado las cinco variantes, Segundo Portocarrero, extremo por naturaleza, se puso los guantes y se paró bajo los tres palos hasta el pitazo final, cuidando el resultado.

Segundo Portocarrero se puso los guantes y atajó los minutos finales tras la expulsión de Joaquín Pucheta.

El equipo que dirige Eduardo Lolo Favaro sumó su cuarta victoria en la LigaPro Betcris 2021 y se ubica en la quinta casilla con 15 puntos.

¿Se expone el golero a una sanción más grave?

Por conducta antideportiva, razón por la cual se justifica la expulsión de Joaquín Pucheta, le significaría al cancerbero no estar presente en dos partidos por campeonato nacional.

Reglamento del Comité Disciplinario de la FEF.

No obstante, según el artículo 197 del Reglamento de la Comisión de Disciplina de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) habría una sanción de mínimo tres meses y máximo de un año para quien, a través de sus actos, “afectaren la cultura deportiva del país”. La acción de Pucheta podría acarrear la apertura de un expediente para su análisis. (D)