Los reproches de Esteban Paz, dirigente de Liga de Quito, tuvieron este lunes una segunda parte en la que ratificó que para la entidad azucena el fichaje del lateral derecho se convirtió en un dolor de cabeza. El viernes anterior, Paz aseguró que el futbolista llegado del Delfín posee en Liga “el mejor contrato de su vida deportiva” y que está al día en el pago de su sueldo.

También se refirió a dos situaciones extradeportivas que parecen afectar el rendimiento de Perlaza, que deberá seguir entrenando con la escuadra azucena ya que mantiene contrato.

En su primera declaración sobre Perlaza, al que el exentrenador Pablo Repetto dejó de tomar en cuenta porque lo que el uruguayo llamó “falta de compromiso”, Paz aseveró que “el compromiso es la base para ser jugador de Liga. Mientras (el zaguero esmeraldeño) tenga contrato deberá seguir, tiene el mejor contrato de su vida deportiva y no soy yo el que tiene siete hijos ni el que choca los carros a cada rato, pese a todo el jugador está al día”.

Criticado por referirse a temas de la vida personal de Perlaza, este lunes Paz justificó sus dichos. “Exploté por la frustración, ustedes no saben ni la cuarta parte de lo que pasa con el jugador (Perlaza) y nosotros lo enfrentamos todos los días”, declaró el directivo albo en una entrevista con radio Cobertura, de la capital.

Paz agregó: “Mantengo lo dicho antes sobre Pedro Pablo Perlaza; nadie está por encima de la institución. Los futbolistas son empleados de Liga y no es justo que lleguen al equipo y no sean coherentes con la inversión (hecha para contratarlos). Pedro Pablo (Perlaza) no quiere quedarse en Liga y eso no es de ahora. A pesar de que firmó el mejor contrato de su historia”.

Según Paz, todo lo que ha opinado sobre Perlaza es por el bien del club universitario. “El jugador no quiere quedarse en Liga, pero debemos recuperar esa inversión. Muchos hinchas critican mi posición, pero no se les entiende porque yo defiendo a Liga. La FIFA por lo general falla a favor del jugador y en un 99 %, para la FIFA, tiene la razón el jugador”. (D)