Esteban Paz, alto dirigente de Liga de Quito, rechazó los comentarios negativos por parte de cierto sector de la hinchada en contra de Pablo Repetto, quien la noche del miércoles fue separado oficialmente del banquillo albo tras permanecer durante cuatro años en la institución.

La hinchada parece no quedarse con los mejores recuerdos de un entrenador que devolvió a Liga a los sitios más altos del fútbol ecuatoriano y retornó al equipo a la Copa Libertadores. Desde su arribo, a mediados de 2017, Repetto jugó cinco finales y consiguió tres títulos: liga local (2018), Copa Ecuador (2019) y Supercopa Ecuador (2020). Las dos restantes, por campeonato ecuatoriano, las perdió en la tanda de penales: una contra Delfín (2019) y otra en manos de Barcelona SC (2020).

“Nuestro reconocimiento y gratitud a un gran profesional como Pablo Repetto, que es parte de nuestra gran historia como institución. La mejor de las suertes para él y su familia. Gracias por todo”, escribió Paz en su cuenta de Twitter tras conocerse la salida del adiestrador uruguayo.

Sin embargo, lamentó los dichos de varios hinchas que repudiaron el trabajo realizado por el exestratega de Independiente del Valle y Olimpia con comentarios ofensivos.

“Lástima ver sentimientos de arrogancia, llenos de complejos, creyendo que dejar de ser gratos con quien trabajó y se esforzó por volver a poner a Liga (Q) en una posición estelar es lo correcto”, lamentó el directivo albo.

Posteriormente, Paz aseveró que “no hay malestar interno” por un supuesto grupo de jugadores que estaban en contra de Repetto. Además, aclaró que la situación “no es así”, refiriéndose al presunto conflicto. No obstante, aclaró el motivo que lo llevó a tomar la decisión de rescindir el vínculo con el adiestrador.

“Percibí que, luego de cuatro años, (los jugadores) dejaron de recibir adecuadamente el discurso del DT”, sentenció en declaraciones para radio La Red. (D)