Firma de contrato, presentación oficial y anulación del compromiso en tres días, este fue el rumbo que tomó el fichaje de Pedro Pablo Perlaza en Delfín SC, cuadro que decidió dejar en libertad al zaguero, que finalmente llega a Aucas, club con el que en primera instancia ya tuvo un acuerdo definido.

“Decidí no quedarme en Delfín”, dijo Perlaza, quien en diálogo con la periodista Carla Ayala habló de su situación con los cetáceos y su llegada al equipo oro y grana.

“Delfín es el equipo que me abrió las puertas y estaré agradecido toda la vida con el club”, dijo Perlaza, campeón nacional con los cetáceos en 2019.

Según el zaguero, su decisión de no jugar con los manabitas pasó “por temas personales y por mi familia (…), analizamos la situación y decidimos quedarnos acá”, indicó.

Publicidad

El martes, un comunicado oficial de Delfín aclaró el impase con el jugador, con el que sellaron un contrato “con huella y firma”.

Antes de llegar a un acuerdo con Delfín, el zaguero tuvo un arreglo con Aucas por medio de su representante, Vladimir Ortiz, quien “negoció la anulación del contrato, ya que tenía comprometido un vínculo adicional con otro club”. Por lo tanto, “hemos decidido no hacerle daño al jugador por tal error y así desistir de la contratación”, indicó la dirigencia manabita.

Perlaza asume esta acción como un gesto positivo de los cetáceos y su presidente, José Delgado.

“Le agradezco al presidente que no quiso dañarme la carrera porque ya había firmado con él. No hubo ningún problema, por eso agradecido con el economista porque me dieron estas facilidades”, apuntó Perlaza.

Publicidad

El jugador reveló: “Cuando salí de Independiente del Valle, (Aucas) había llamado a mi representante. Yo pedí analizar esto y al final decidí quedarme acá (en Quito)”.

Perlaza se sumó al entrenamiento de los orientales el martes y su contrato se extendería hasta finales del 2023, aunque el ídolo capitalino aún no ha hecho oficial el fichaje del zaguero. (D)