Ismael Rescalvo ponderó la organización defensiva de Emelec para neutralizar las virtudes de Barcelona SC en el partido del Clásico del Astillero, correspondiente a la undécima fecha de la LigaPro, que se disputó la noche del miércoles en el estadio Monumental Banco Pichincha y que terminó en tablas (1-1), con los goles de Alexis Zapata (minuto 80) y Michael Carcelén (88).

El entrenador español de los millonarios analizó que “en el cómputo global” el equipo que “tuvo la intención de ganar, de proponer, de gestionar el balón, de generar oportunidades de gol y de merecer la victoria” fue Emelec.

Rescalvo sostuvo: “Merecimos ganar los tres puntos, hicimos un gran partido en todos los aspectos y todavía quedan nueve puntos en disputa, estamos a cuatro de Barcelona y nos toca luchar hasta el final, hay que remar”.

En este sentido, apuntó: “Quedan tres partidos y tenemos que ir a ganar los tres encuentros, sumar los nueve puntos y luego esperar qué sucede.

Publicidad

A Emelec le queda por enfrentar como visitante a Orense, como local a Universidad Católica y como visitante a Técnico Universitario en el cierre de la primera fase de la LigaPro.

Para Rescalvo fue clave la organización defensiva de sus hombres ante un conjunto amarillo que partía como favorito porque llegaba con la plantilla completa, en tanto que el Bombillo tuvo la baja del carrilero Bruno Pittón y en el ataque no está listo aún para ser inicialista el centrodelantero Mauro Quiroga.

“Sabíamos que (debíamos) utilizar mucho las zonas laterales para llegar, tuvimos un compromiso defensivo de todo el equipo, desde Alejo (Cabeza) a la hora de orientar la presión sobre Luca (Sosa), que era el jugador (de Barcelona) que mayor progresión genera en los inicios. Emparejamos muy bien laterales y extremos, ganamos los duelos individuales, y cuando ellos tenían la única alternativa, que era jugar balones frontales sobre sus delanteros, nuestros centrales tuvieron una buena respuesta para ganar esos primeros balones y a partir de esas situaciones poder coger esa segunda jugada con Sebastián, Joao (Rojas) y Alexis (Zapata) y aprovechar la velocidad que tenemos, y también cuando la velocidad se pausaba, sobre todo en el segundo tiempo porque en el primero prácticamente los primeros veinte minutos están fuera de análisis por la cantidad de interrupciones muy alta que hubo, lo que no permitía que hubiese continuidad en el juego y prácticamente no se daban tres pases seguidos”, dijo sobre las virtudes del rival en ataque.

“Cuando el partido se calmó, los equipos bajamos normal esa intensidad en la presión y pudimos tener el balón, bajarlo, organizar, crear, tener una intención de ganar el partido. Creo que en el cómputo global si un equipo tuvo la intención de ganar, de proponer, de gestionar el balón, de generar oportunidades de gol y de merecer la victoria, estaremos de acuerdo en que fue Emelec”, argumentó.

Publicidad

Rescalvo justificó el cambio de Romario Caicedo por José Cevallos con el fin de tener más profundad en el lado derecho.

“Habíamos contenido muy bien defensivamente al rival por ese lado. Sabíamos que es un equipo que por las bandas genera muchas ventajas sobre todo en duelos individuales y queríamos con la ayuda de Alexis (Zapata), defensivamente estoy hablando, poder neutralizar esa banda de Leonel (Quiñónez) con (Jonathan) Perlaza en el primer tiempo y luego con Emmanuel (Martínez). Y en ataque, Alexis nos estaba dando más capacidad de ir por dentro y sabíamos que en esos minutos, sobre todo los últimos quince, si poníamos un poquito más de velocidad por el lado derecho podíamos presionar más arriba; y a partir de eso, en momentos que recuperásemos el balón poder correr a la espalda de su última línea. Creo que la jugada del gol fue así, una presión muy bien de Carabalí sobre su lateral que golpea, él golpeó directo. Tuvimos el partido controlado, gran parte del mismo”, subrayó.

‘Tuvimos cerca el 0-2′

También el entrenador Ismael Rescalvo señaló que Emelec estuvo cerca de aventajar con dos goles al cuadro torero, por ello resaltó que los azules generaron tres o cuatro situaciones claras para convertir.

“Creo que el equipo tuvo un planteo de partido perfecto, conseguir que un rival como Barcelona en su estadio no metiera gol hasta el minuto 90 (Carcelén anotó en el 88), tener el dominio en el apartado ofensivo y luego en ataque haber generado hasta tres, cuatro oportunidades de gol, creo que dice mucho del equipo, que vino a jugar, no vino a esconderse, vino a atacar al rival”.

Publicidad

“A partir de ahí tuvimos cerca ese 0 a 2 en algunos momentos”, mencionó.

El español reconoció cierta frustración por irse del encuentro con un empate a consecuencia del tanto de Carcelén a dos minutos del final.

“Si fuese un combate de boxeo probablemente hubiéramos ganado puntos, pero como en esto vale hacer goles, pues nos quedamos con un punto y con el sabor de haber hecho un gran partido, pero no haber conseguido el objetivo de los tres puntos”, dijo. (D)