Santiago Morales, dirigente de Independiente del Valle, se refirió al reclamo e inconformidad de Emelec con el arbitraje del partido que su equipo venció por 3-2 a los millonarios y los bajó de la pelea por la etapa, que todo apunta será de los sangolquileños. La queja del cuadro guayaquileño radicaba principalmente en determinadas jugadas que, según criterio de la parcialidad millonaria, ameritaban la revisión para que se cambie la decisión inicial.

“Cuando hay este tipo de disputas siempre habrá un equipo que siente que el arbitraje no estuvo acorde con lo que querían. En el fútbol nos conocemos muchísimo tiempo, sabemos cómo somos los dirigentes de un equipo. Sabemos su proceder en la vida privada y pública”, dijo Morales en entrevista con Ecuagol.

El directivo se refirió a las acciones polémicas del partido y admitió que hubo una jugada “controversial” que pudo terminar con amarilla para Anthony Landázuri. No obstante, hizo observaciones en las jugadas que terminaron en los goles de Emelec.

No existe tal offside en el gol de Pellerano, sí existe una jugada controversial de Landázuri con Rojas que pudo haber sido sancionada con amarilla como el caso de Bauman. El primer gol de Emelec sale de una falta que tampoco fue pitada. En el segundo gol de Romario (Caicedo) parece que se acomoda con el brazo derecho”, sostuvo.

Hay una frase que se hizo célebre en el fútbol ecuatoriano, me parece que era ‘Esto es sin llorar’”, sentenció. (D)