Barcelona Sporting Club acabó con dos rachas negativas este domingo, 17 de septiembre, con la victoria (1-0) ante Liga de Quito en el estadio Monumental Banco Pichincha: puso fin a 5 años, 10 meses y 17 días (2.150 días) sin vencer a los albos en Guayaquil; y también se reencontró con el triunfo en la segunda etapa de la Liga Pro luego de cuatro empates.

Janner Corozo fue el héroe, porque con su anotación los canarios sumaron 10 unidades y se vuelven a meter en la lucha por ganar esta fase del campeonato, que está liderada por Mushuc Runa, con 14 puntos.

De entrada, Liga fue intenso por el costado derecho de la mano del extremo Renato Ibarra, y con el apoyo de Jhojan Julio, pero fueron detenidos por el brasileño Leonai Souza y Mario Pineida.

Publicidad

A los 7 minutos, los blancos gestaron un avance y el balón quedó servido para que rematara el centrocampista Mauricio Martínez, quien terminó enviando desviado.

A partir de esta acción reaccionaron los canarios y generaron dos oportunidades para abrir el marcador con el volante argentino Cristian Tití Ortiz. En la primera, el gaucho no tuvo la mira afinada para rematar de primera y la desperdició; y en la segunda, tras varios rebotes, le llegó la redonda y su disparo fue detenido por el portero Alexander Domínguez.

La respuesta de los blancos llegó con Julio, quien sorteó la marca de varios canarios y habilitó al delantero peruano Paolo Guerrero, pero este último definió cruzado, inquietando al arquero Javier Burrai.

Publicidad

Tras perder la claridad, controlar el balón se volvió friccionado y el árbitro Augusto Aragón acabó con estos roces al mostrar las tarjetas amarillas a los 21 min a Pineida y Lucas Sosa por Barcelona, así como a Ibarra y Guerrero por los albos.

La intensidad en el complemento la tuvo el elenco amarillo con los pases de Cortez y las corridas por las bandas de Corozo y Ortiz, pero la fortaleza de la zaga de Liga y las intervenciones del guardameta Domínguez evitaron que encajaran más goles.

Publicidad

Pero a partir del minuto 70 se tornó de ida y vuelta, y fue así que Liga fue tomando el liderazgo del encuentro con el apoyo de Alexander Alvarado y Julio, pero sus pases en los últimos metros sobre el arco de Burrai no tuvieron la claridad para que Guerrero anotara el empate.

El partido volvió a tornarse áspero por las fuertes entradas de los jugadores de ambos equipos. El haitiano Ricardo Adé casi se va al vestuario, porque el árbitro Aragón consideró que una entrada a Cortez merecía ser castigada con expulsión, pero en las imágenes del VAR observó que solo debía mostrar la tarjeta amarilla.

Los últimos minutos se vivieron con intensidad, porque los blancos buscaron el empate y los canarios trataron de contragolpear para ampliar su ventaja, pero al final el marcador quedó 1-0.

El próximo domingo, Liga (Q) recibe a Orense en el estadio Rodrigo Paz; y, a las 18:00 del mismo día, Barcelona visita a Deportivo Cuenca en el Alejandro Serrano Aguilar. (D)

Publicidad