Tal como lo aseguró antes de su designación como gobernador del Guayas, lo que se oficializó el miércoles, el presidente de Barcelona, José Francisco Cevallos, no dejará al equipo amarillo y cumplirá ambas funciones. El estatuto del equipo más popular del país se lo permite.

“La ley me permite ser presidente de Barcelona y gobernador (a la vez), cuando exista una confirmación, tomaré la decisión, pero nunca dejaré Barcelona”, dijo Cevallos a una emisora, un día antes de que el nuevo presidente de la República, Lenín Moreno, emitiera el decreto mediante el cual lo designa como representante del poder Ejecutivo en Guayas.

Una vez en su despacho, el exportero ratificó este jueves que seguirá presidiendo el conjunto amarillo, del que se hizo cargo en octubre del 2015. “Redoblaré esfuerzos, en la Gobernación y en Barcelona, aquí la que se perjudica es la familia, que me verá menos”, dijo en su primer contacto con la prensa como gobernador de la provincia.

Cevallos, exministro del Deporte en el gobierno de Rafael Correa, dijo que en esta nueva labor encomendada por Moreno se enfocará en la seguridad ciudadana, la lucha contra el microtráfico de drogas y evitar la corrupción en el tema del control y permisos de funcionamientos de bares y discotecas.

Rumbo a la política
Cevallos no es el primer presidente de Barcelona que es designado para una función pública. La institución con más títulos en el país, de hecho, ha sido presidida por hombres que se hicieron populares y saltaron a una papeleta o cargo público y, al revés, conocidos políticos que entraron a su directiva.

El caso más recordado es el del roldosista Abdalá Bucaram, presidente de Ecuador y de Barcelona, pero el origen político a lo largo de los años ha sido variado, desde el Partido Social Cristiano con Galo Roggiero, Heinz Moeller, Isidro Romero, pasando por el PRE de Bucaram, el movimiento UNO de Eduardo Maruri, el Prian de los hermanos Luis y Antonio Noboa, hasta llegar a Alianza PAIS con Cevallos.

Para Alfonso Harb, exdiputado del PSC antes de presidir Barcelona, la decisión de compaginar la diección del club con otra función es personal. “Yo confío en la responsabilidad mostrada por Cevallos para tomar la decisión correcta”.

Diálogo amplio
Cevallos dijo que espera un diálogo fluido con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Pensar en ser su sucesor en el Sillón de Olmedo para el 2019 es “algo prematuro”.

Lucha antidrogas
El gobernador dijo que tiene la disposición de librar una lucha radical contra el microtráfico de drogas. “Será un tema primordial”, afirmó. (I)