“Solo me faltó ser balón y árbitro...”. Con esa frase el exfutbolista Jorge Valdano abrió ayer un diálogo con la prensa deportiva nacional, en el que mostró otra de las facetas que ha desempeñado con éxito: la de buen comunicador.

Tras ser declarado huésped ilustre por el ministro del Deporte, José Cevallos, Valdano disertó sobre fútbol, liderazgo y empresa, temáticas plasmadas en su libro Los 11 poderes del líder, su última obra como escritor, uno de los roles que eleva el perfil del campeón mundial con Argentina en México 1986.

Valdano, ansioso por hablar, inició la ronda de preguntas en una carpa instalada en el estadio Capwell, en un acto organizado por Banco del Pacífico.

Publicidad

Uno de los primeros en consultarlo fue su amigo y compatriota el exfutbolista Carlos Alfaro Moreno, con quien compartió cancha y camerino en la albiceleste dirigida por Carlos Bilardo, en la década del 80.

Precisamente ese recuerdo revivió una anécdota entre ambos, matizada con humor. “Te vi jugar con el número 11...”, comenzó a relatar Alfaro y Valdano lo interrumpió: “No te hagas el tan joven, que también te vi jugar a ti”.

Las risas hicieron más cálido el ambiente y fluyeron más recuerdos: “Compartimos una gira previa al Mundial de 1990, (jugamos) en Guatemala un partido horroroso. Era una catástrofe como campeones del mundo empatar 0-0. Jorge nos encerró en el camerino y nos dio una gran charla de liderazgo”, rememoró Alfaro.

Publicidad

“Y yo recuerdo la charla que nos dio Bilardo”, citó Valdano. “Llamó al Vasco (Julio) Olarticoechea para que entre en el segundo tiempo y le dio indicaciones: ‘Mirá, están todos dormidos; tú te tirás al medio, Valdano se va para arriba...’. Bilardo le dijo 70 cosas y le tomó la lección y el Vasco entendió todo y se lo repitió. ‘Bueno entrá’, le dice Carlos; y el Vasco pregunta: ¿pero por quién? Bilardo le reprochó: ¡Ah, ¿pero con todo lo que te dije aún no dedujiste por quién entrás?! Andá a sentarte porque estás igual de dormido que los demás”. Esta narración hizo reír a los asistentes.

La filosofía de Valdano está enfocada en el respaldo a las canteras, trabajo que destaca y admira del Barcelona catalán, algo “por lo que parte del madridismo me condena”. Si yo tuviera que hacer una recomendación sería: una pelota para cada chico, el fútbol tiene que ser una obsesión”.

Publicidad

Anotó también las desviaciones del fútbol actual. Primero: “Los jugadores se están escondiendo detrás de los entrenadores, parece que juegan al dictado, y muchas veces son incapaces de leer el partido y sacar sus propias conclusiones”.

Otra: “Tiene que ver con la enseñanza cada vez más académica del fútbol. Creo que la academia es buena para hacer mejores a los mediocres, pero es muy mala porque hace peores a los distintos (talentos)”.

¿Y cómo avizora Valdano Brasil 2014?: “Espero que el ganador sea de Sudamérica, que no perdamos la virginidad; nunca un equipo europeo ganó un Mundial acá. Brasil tiene más certezas luego de la Copa Confederaciones, aunque el Mundial no es lo mismo”.

Finalmente, se refirió a la Tri: “Mi sensación es que desde los años 90 se impuso en la técnica con (Dussan) Draskovic, después en la parte táctica con (Francisco) Maturana, luego en la emoción con Hernán (Gómez) y con (Luis F.) Suárez en el orden. Ahora con Rueda se está enfocando en el rigor y la disciplina táctica.

Publicidad

Añadió: “La evolución en el terreno futbolístico está cerca de ser ejemplar. Ecuador no vive de generaciones espontáneas como Perú, que desde su última clasificación al Mundial (España 1982) no se ha vuelto a oír del fútbol peruano”.

En Argentina hemos ido perdiendo el amor por la pelota y nos hemos ido alejando del buen fútbol. Este se ha ido empobreciendo.