El exfutbolista argentino-español Alfredo Di Stéfano, de 86 años, máximo símbolo del Real Madrid, está desde ayer bajo custodia legal de sus hijos –así como sus bienes–, como paso previo a su incapacidad, según informó diario El País.

La Saeta Rubia es ‘marcado a presión’: alguno de sus hijos lo acompaña permanentemente y han establecido turnos para ocuparse de su bienestar. La salud del excrack ha empeorado en los últimos meses.

El 24 de abril, los cinco hijos del antiguo atacante de River Plate, Huracán, Millonarios, Real Madrid y Espanyol solicitaron a un tribunal madrileño la incapacidad de Di Stéfano tras descubrir que había iniciado trámites para casarse con Gina González, su secretaria, representante y acompañante en los últimos años. Los vástagos del presidente merengue honorario sospechan que la costarricense González, de 36 años, pretendía apropiarse del patrimonio de Di Stéfano.

González llegó a la capital española hace diez años –según El País– y se presentaba como periodista; a otros, como abogada. “También intentó ser representante de jugadores. Frecuentó a directivos y poco después logró entrar en el club como becaria de la fundación Real Madrid. Se movía bien y siempre estaba dispuesta a ayudar. Conocer a Di Stéfano fue su llave definitiva”, aseguró el rotativo.

En mayo pasado, los hijos de Di Stéfano le prohibieron tener contacto con él. La ‘tica’ citó a una rueda de prensa y pidió a la UEFA, FIFA y Real Madrid que rescaten a su “novio”, porque había “perdido su libertad”.

En julio, González se marchó a su país. En ABC dijo: “Alfredo es quien debe buscarme. No soy una cazafortunas. Si los hijos de Alfredo no sabían de mí, yo tampoco que él tenía hijos”.

5

veces campeón

Alfredo Di Stéfano ganó la Copa de Europa (actual Liga de Campeones) con Real Madrid en 1956, 1957, 1958, 1959, 1960 y una vez la Intercontinental.