Miguel Molina Díaz

  • La Funa del Libro de Quito

    (...) quienes controlan la burocracia cultural municipal, y sus acólitos, operan con el bullying y el cargamontón.

  • Simón Espinosa

    A diferencia de los (seudo)intelectuales de hoy, que no se equivocan, no ha pretendido ser un Torquemada.

  • ‘La misma sangre’

    Si bien los aplausos del público hacia Cordero, Valencia y Bustos son verdaderas ovaciones, hay tristeza.

  • Un puente para Paul Auster

    Entonces pensé en Paul Auster y... que la literatura contara la historia sobre cómo las ciudades forjan su identidad...

  • Ancelotti, amor mío

    Es también una actitud ante la vida. La serenidad a toda prueba, ya sea en el triunfo o la derrota.

  • El vendedor de sueños

    Tal vez la lengua del Ecuador perviva en la escritura de este autor, precisamente como una ausencia...

  • El conflicto que no es

    Creo, sin embargo, que es preciso reconocerle a la Corte un aporte esencial a la lucha por la preservación de la democracia...

  • ¿Quiénes serán la Justicia?

    Algo esencial: los que elijan a los futuros jueces deben cumplir requisitos aún más exigentes que ellos.

  • La conjura

    Más o menos dos milenios han pasado y la política humana no deja de parecerse a la de Roma.

  • La ley del más fuerte

    Quizá, en efecto, este odio a la defensa de los derechos humanos implica (...) que la democracia está perdiendo la guerra...

  • Violeta Luna

    En sus poemas pervive un acto de resistencia ante las violencias que hay en la vida y el devenir del tiempo.

  • Cecilia Ansaldo

    Deben ser muchos los escritores y lectores que pasaron por sus aulas y a quienes ella compartió su lucidez.

  • El espectáculo de la guerra

    Si así lo hace, habrá sido el triunfo de la democracia sobre el terrorismo.

  • Carrera judicial

    (...) las universidades tienen un rol gigante en esta discusión, si es que pensamos que el país merece una verdadera carrera judicial.

  • Cosas que aprendí en Nueva York

    Las ciudades están llenas de libros. Pero sobre todo están llenas de historias. Cada persona vive su propia épica...

  • Un cerdo rosado en el cielo

    No tengo por qué detenerme en sus contradicciones. Su voz, junto a la de David Gilmour, me han acompañado en la soledad...

  • Juristas vs. tinterillos

    Quizá habría una esperanza si las universidades se comprometen, de verdad, a formar juristas y a contratar profesores que lo sean.

  • No sin dignidad

    Ella es una muestra prístina de esa dignidad humana que, pese a los horrores, le da sentido a la humanidad.

  • El futuro

    Quizá como reacción a los excesos de los supuestos socialismos del siglo XXI, ha surgido en el continente una tendencia igual de delirante y distorsionada.

  • El peso interior

    Hoy, que se esgrime la existencia de un supuesto gótico andino, no se ha abordado con... seriedad la contribución de Cáceres.

  • Romina Muñoz

    El trabajo por la cultura es una deuda pendiente de todos los gobiernos, ahondada en el actual.

  • Esperpento

    Me resulta increíble que como sociedad debamos soportar esta enajenación. No nos merecemos un espectáculo tan grotesco, patético y onanista.

  • Sixto Rodríguez

    o puede morir, como dicen que lo ha hecho –una vez más– el pasado 8 de agosto, porque es un renacimiento continuo, intempestivo, sorpresivo.

  • El sueño del Niño Moi

    Y es que toda la vida, como pensaba Calderón de la Barca, es y debe ser un sueño.

  • ‘La Cuca ilustrada’

    Y de todas las distancias la mejor es poder reírnos de nosotros mismos.

  • Oswaldo Viteri

    Durante años compró las muñecas de trapo que elaboraron mi abuela Zoila, sus hermanas y sus hijas.

  • Kundera

    En 2019 recuperó la ciudadanía checa, antes arrebatada. No le dieron el Nobel. Jamás lo necesitó.

  • País de pescadores y poetas

    De Lisboa me llevo la fuerza de sus poetas y de su gastronomía. Las sutiles y deliciosas versiones del bacalao, al que acompaño con cerveza.

  • Casablanca

    Deja ir un apego y gana la posibilidad de construir un nuevo futuro, porque todos estamos llamados a superarnos...

  • Un bárbaro en Marruecos

    La tradición y la modernidad. El trauma del colonialismo y el abrazo a la globalización.