“Sin estrépito el mundo empieza, mudo”. Así arranca “En el próximo mundo”, el nuevo libro del escritor guayaquileño Mario Campaña, que fue presentado la noche del lunes en Barcelona en las instalaciones de Alibri Librería.

Poeta y ensayista, Campaña aseguró que este libro nació de su experiencia de viajero y de la necesidad que sentía de escribir sobre la inmigración, fenómeno que se desató con fuerza en su país en el 2000, provocando el éxodo de tres millones de sus compatriotas, de los cuales, unos 500.000 residen actualmente en España.

“Me apetecía escribir sobre la inmigración, y solo encontré esta manera de hacerlo”, dijo Campaña.

'En el próximo mundo', Campaña también recoge un poema titulado 'Madrid, 11M, 2004', que hace referencia a los atentados del 11 de marzo en Madrid y que provocaron la muerte de 192 personas, entre ellas, seis de nacionalidad ecuatoriana.

Publicidad

Mario Campaña confesó que en esta ocasión ha utilizado diversos registros como sonetos, poemas narrativos y abstractos, en un intento de escribir un libro completo, y no una colección de poemas.

Al respecto, José María Micó, filólogo y poeta catalán, dijo que la poesía que se escribe en Latinoamérica es más variada y más incisiva que la española, “porque siempre está en busca de una utopía”.

“En la poesía de Mario Campaña se nota la perplejidad por un mundo al que no entiende. Además, en sus versos está muy presente los temas del exilio, el destierro, y de los mundos que ha conocido en este mundo”, señaló Micó.

Obra
'En el próximo mundo', que también ha sido traducido al italiano, se convierte en el sexto  poemario de Mario Campaña, que también ha escrito Cuadernos de Godric (Premio Nacional de Poesía de Ecuador, 1988), Días largos (1996), Días largos y otros poemas (2002), El olvido de la poesía se paga (2002) y Aires de Ellicott City (2006).

Campaña también ha publicado los ensayos De la flor al tallo: el discurso crítico de las poetas hispanoamericanas (2010), Necesidad de América (2010), Baudelaire,  juego sin triunfos (2006) y Francisco de Quevedo, el hechizo del mundo (2003).