Publicidad

Bloque del tamaño de Nueva York se separa de la Antártida

Al desprenderse formó diferentes icebergs este mes tras el hundimiento de un puente de hielo como consecuencia del calentamiento global.

Al desprenderse formó diferentes icebergs este mes tras el hundimiento de un puente de hielo como consecuencia del calentamiento global, dijo el martes una científica.

"El frente helado norte del bloque Wilkins se ha vuelto inestable y se han escindido los primeros icebergs", dijo Angelika Humbert, experta en glaciares de la Universidad de Münster, en Alemania, sobre unas imágenes de satélite facilitadas por la Agencia Espacial Europea.

Humbert explicó a Reuters que un bloque de unos 700 kilómetros cuadrados de hielo, de tamaño superior a Singapur o Bahréin y casi tan grande como Nueva York, se desprendió del bloque Wilkins este mes, desgajándose en múltiples icebergs.

La científica explicó que 370 kilómetros cuadrados de hielo se habían desprendido del bloque, el último de diez en la Antártida, de una manera que el Panel del Clima de la ONU relaciona con el calentamiento global.

Publicidad

Los nuevos icebergs se unen a los 330 kilómetros cuadrados que se desprendieron a principios de este mes con la ruptura de un puente de hielo que ha dejado al bloque Wilkins separado entre la isla de Charcot y la Antártida.

Otros nueve bloques de hielo que flotan cerca de la costa retrocedieron o se hundieron alrededor de la Antártida en los últimos 50 años, habitualmente de manera brusca, como en el caso del Larsen A en 1995 o el Larsen B en 2002.

Esta tendencia se debe al cambio climático, producido por los gases que salen de la quema de combustibles fósiles, según David Vaughan, un científico que colabora en el Estudio Antártico Europeo y que aterrizó en el bloque Wilkins con dos periodistas de Reuters en enero.

Humbert dijo por teléfono que, según sus cálculos, el Wilkins podía perder un total de entre 800 y 3.000 kilómetros cuadrados tras el hundimiento del puente de hielo.

El bloque Wilkins ya ha perdido aproximadamente la tercera parte de su superficie inicial, de 16.000 kilómetros cuadrados. Su hielo es tan espeso que debió tardar cientos de años en formarse.

Las temperaturas en la Antártida han subido unos 3 grados Celsius este siglo, dijo Vaughan, una tendencia que los científicos relacionan con el cambio climático.

La pérdida de bloques de hielo no eleva el nivel del mar de manera significativa porque el hielo flota y porque ya está sumergido en el océano.

Pero la gran preocupación es que su pérdida permitirá a las capas de hielo en tierra deshacerse más rápidamente, añadiendo agua a los mares.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?