Martes 10 de agosto del 2004 Política

Gobierno minimiza amenaza de juicio político

QUITO

http://src.eluniverso.com/2004/08/10/0001/8/files/61180-1907-f2500.jpg

Héctor Solórzano (d) y Jacobo Bucaram, abogado e hijo mayor del ex presidente de la República, Abdalá Bucaram, respectivamente, ofrecieron ayer una rueda de prensa.

Raúl Baca consideró que la advertencia del líder del PSC es parte de la campaña electoral.

El Gobierno minimizó la advertencia realizada por el ex mandatario y actual diputado socialcristiano, León Febres-Cordero, respecto a que el presidente de la República, coronel Lucio Gutiérrez, puede incurrir en una causal de destitución si facilita el retorno al país del ex jefe de Estado y líder del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), Abdalá Bucaram.

El ministro de Gobierno, Raúl Baca, calificó como “exageraciones de campaña electoral” a la afirmación de LFC de que Gutiérrez está poniendo en riesgo la seguridad nacional al permitir el regreso de Bucaram y que por ello puede instaurarse un juicio político en su contra.

“No admito ni creo en las amenazas. Lo que estimo es que estamos comenzando a vivir un proceso electoral y que hay quienes tratan de alejarse de la acción de cercanía con el Gobierno”, dijo Baca.

El secretario de la Presidencia, Carlos Pólit, negó que el Gobierno esté auspiciando el retorno de Bucaram y dijo que en ese tema el presidente no tiene nada que ocultar.

En tanto, a la salida de la habitual reunión de los lunes con el bloque de diputados socialcristianos, LFC ratificó su tesis. Sin embargo, no confirmó si el PSC promoverá dicho enjuiciamiento en el Congreso. “Nosotros actuamos de acuerdo a lo que decimos. Somos lógicos y sindéricos, no hablamos en vano”, expresó.

El abogado de Bucaram y diputado andino, Héctor Solórzano Constantine, expresó que “Febres-Cordero se inventa causales”. “A Bucaram lo botaron por loco. Eso demostró que ellos pueden hacer lo que les da la gana. Las causales están establecidas en la Constitución y no incluye esa (atentar contra la seguridad). Además, todas tienen que ser materia de juicio político; a Bucaram lo botaron sin juicio político”, señaló.

Febres-Cordero respondió a esa declaración: “Dígale que regrese a estudiar Derecho, que cuando venía a meterse a esta casa, decía que yo era maestro del Derecho sin ser abogado; cambió de opinión porque está billeteado”.

El diputado socialdemócrata Carlos González dice que las declaraciones de Gutiérrez (“como ciudadano creo que Bucaram debe retornar al país”) pueden enmarcarse en una causal de destitución, “pero hay que esperar que el líder del PSC tenga un pronunciamiento más frontal y pase de las palabras a los hechos, pues sus amenazas no fueron convincentes”, expresó.

El diputado de Pachakutik, Jorge Guamán, consideró que las expresiones de Febres-Cordero son simples amenazas que no prosperarán y que intentan chantajear y conseguir prebendas del Gobierno.

A juicio del vicepresidente del Congreso, Ramiro Rivera, Gutiérrez juega con fuego al intentar salvar a su partido con los votos del PRE; mientras esta organización pugna por traer a su líder. “Creo que los enfrentamientos entre el PRE y el PSC no son un juego o un tongo”, dijo.

Si Gutiérrez permite el regreso de Bucaram, según Rivera, incurriría el delito de cohecho, tipificado en el artículo 286 del Código Penal.

El diputado del Prian, Carlos Vallejo, en cambio, cree que el caso Bucaram debe resolverse en la Función Judicial.

 

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.