Limbani se emociona y abraza a sus antiguos dueños al reencontrarse con ellos luego de dos meses

5 de Julio, 2018 - 17h31
5 Jul 2018 - 17:31

Limbani es un bebé chimpancé que vive en el Zoological Wildlife Foundation (ZWF) de Miami, Estados Unidos. El pequeño fue rechazado por su madre biológica al nacer porque tenía neumonía, Jorge y Tania Sánchez se convirtieron en sus cuidadores y a pesar de no haberse visto con el chimpancé hace dos meses, este no los ha olvidado. 

La reacción de Limbani al verlos fue sorprendente, pues como si tratara de un niño que vuelve a ver a sus padres, salió corriendo para  abrazarlos. Sus muestras de cariño eran evidentes y hasta pareciera que entendiera el sentido de gratitud, ya que sin la intervención humana y la medicina moderna, no hubiera sido posible salvarlo.  Tania y Jorge pueden estar un par de meses sin ver Limbani, pero la reacción de este primate es siempre la  misma.

Limbani es una de las estrellas de las redes sociales del ZWF, las fotografías y  vídeos con él son frecuentes, y se lo puede ver con otros animales del zoológico en actitud amistosa y realizando sus acciones diarias, bebiendo de un biberón, manejando el grifo de una ducha, utilizando un rotulador, o limpiándose los dientes, todo de forma muy tierna y natural. 

El vínculo emocional entre chimpancés y humanos no es nada nuevo. La conducta de los primates con las personas es así de similar como la de Limbani con sus antiguos cuidadores, ya que ellos también abrazan, se besan, juegan o saludan. "Su actitud nos resulta emotiva porque nos parece muy humana, pero realmente es muy primate", explicaba recientemente a Verne el experto Miquel Llorente, presidente de la Asociación Primatológica Española. (I)

Limbani se emociona y abraza a sus antiguos dueños al reencontrarse con ellos luego de dos meses
Ecología
2018-07-05T17:43:43-05:00
Limbani es un bebé chimpancé que vive en el Zoological Wildlife Foundation (ZWF) de Miami, Estados Unidos. El pequeño fue rechazado por su madre biológica al nacer porque tenía neumonía, Jorge y Tania Sánchez se convirtieron en sus cuidadores y a pesar de no haberse visto con el chimpancé hace dos meses, este no los ha olvidado.
El Universo