Consejos para prevenir la cirrosis

Cirrosis es prevenible
Cirrosis es prevenible
Ante la alarma de un hígado graso debes modificar tus hábitos alimenticios para evitar llegar a complicaciones
Susana Landívar
29 de Enero, 2018
29 Ene 2018

Existen muchos órganos nobles en el cuerpo,  sin ellos no podríamos vivir. 

El páncreas es uno de ellos y el otro, el hígado.

“Debemos ser conscientes de que es un único órgano, los riñones son muy necesarios pero tenemos dos”, aseguró  el cirujano y jefe de la Unidad de Trasplante Hepático del hospital Luis Vernaza de Guayaquil, José Enrique Zúñiga Bohórquez.

Pero ¿cómo se cuida un órgano tan importante?

“Alimentándonos sanamente, no automedicándonos y  no consumiendo alcohol ni drogas, que no son más que  toxinas que se metabolizan en el hígado”, explica el especialista. 

Asimismo, debemos tener mucho cuidado con todas las sustancias químicas con las que entramos en contacto, por ejemplo cremas perfumadas, detergentes, desinfectantes, agroquímicos y plaguicidas.

Zúñiga recuerda que la piel es una de nuestra primeras defensas y tiene poros y, a través de estos pasan al torrente sanguíneo los componentes de estas sustancias y  de ahí pasan por la glándula hepática, intoxicándola.

Los fármacos y medicamentos constituyen otro riesgo importante para la salud de este órgano, todos hasta los más inofensivos y habituales son metabolizados ahí. “Hace un año, en el hospital tuvimos una paciente con una insuficiencia hepática severa por consumir una medicina homeopática muy famosa, supuestamente para bajar de peso. Todo tipo de medicina es hepatotóxica, por eso no hay que usarlas indiscriminadamente”, insistió el doctor.

Causas de la cirrosis

La cirrosis es una etapa tardía de la formación de cicatrices en el hígado causada por diversas afecciones como el alcoholismo crónico y el hígado graso. Su único tratamiento es el trasplante.

Según Zúñiga, la mayor causa de cirrosis en Ecuador es el alcohol, en segundo lugar está la ingesta de grasa saturada y en tercer lugar, la automedicación.

“Aquí como en otros países se vende a diestra y a siniestra el Paracetamol. Este fármaco es hepatotóxico, no debe usarse indiscriminadamente”, reveló el galeno.

El paracetamol empezó a comercializarse en 1955 y en solo unos años se convirtió en uno de los analgésicos más populares. Hoy  es el medicamento genérico más vendido del mundo.  Es barato, popular y muy accesible por lo que los casos de sobredosificación son frecuentes.

¿Cómo está tu hígado?

Zúñiga explica que para conocer el estado de este órgano y descubrir si hay grasa, la ecografía es un medio bastante útil y económico.

Eso sí, recalcó que todo depende de la preparación y experiencia del ecografista.

Además de este procedimiento, en la actualidad están el fibrotest y la resonancia magnética para hacer diagnósticos, pero en pacientes sintomáticos. El especialista menciona que un  control periódico del hígado consiste en un examen de laboratorio con perfil hepático, pruebas sanguíneas para valorar las enzimas hepáticas y una ecografía.

“La cirrosis es una  enfermedad bastante catastrófica. El paciente que fallece con cirrosis es alguien que muere con mucho sufrimiento”, advirtió el galeno.

Ojo a estas señales

La cirrosis, por lo general, no da señales hasta que las lesiones hepáticas son grandes. Cuando sí hay síntomas, estos pueden incluir cansancio, aparición de hemorragias con facilidad, mayor propensión a hematomas, picazón en la piel, decoloración amarilla en la piel y los ojos (ictericia), acumulación de líquido en el abdomen (ascitis), pérdida de apetito, náuseas, hinchazón en las piernas, pérdida de peso, somnolencia, vasos sanguíneos en forma de arañas en la piel y enrojecimiento en las palmas de las manos. (I)

Consejos para prevenir la cirrosis
Salud
2018-01-29T16:38:11-05:00
Ante la alarma de un hígado graso debes modificar tus hábitos alimenticios para evitar llegar a complicaciones.
El Universo