Con tantas herramientas tecnológicas al alcance hoy en día resulta casi inútil para muchos padres prohibirles a sus hijos ocupar gran parte de su tiempo libre para los videojuegos. A pocos les puede sorprender el uso de las palabras ‘videojuegos’ y ‘educativos’ en la misma frase. Cada vez son más frecuentes las propuestas de juegos con estos fines.

Ana Laura Rossaro, miembro del Comité de la comunidad para docentes Inevery Crea, Santillana, España, afirma que en general los videojuegos recrean entornos y situaciones en los que el jugador (o varios) pueden controlar personajes e interactuar con el entorno para alcanzar un objetivo determinado.

Según Rossaro, los videojuegos ofrecen experiencias potencialmente educativas, pues permiten adquirir nuevos conocimientos, desarrollar habilidades psicomotrices, así como la coordinación mano-vista. Además de que ayudan a desarrollar habilidades de pensamiento crítico, estrategia y toma de decisiones y potencian la fantasía, la imaginación y la creatividad.

Los grandes desarrolladores de videojuegos han logrado dar una vuelta de tuerca para adaptar famosos títulos y darles un tinte educativo y que mejor que aprovecharlos en las próximas vacaciones.

Publicidad

Ese es el caso de marcas como Minecraft. Este es un ejemplo de videojuego que, en principio, no fue pensado para utilizarse en la educación, pero cuyas características permiten darle múltiples usos.

Un grupo de programadores y educadores ha decidido crear una versión para ser utilizada en las aulas de todo el mundo. Junto con esta versión se ofrece también una gran cantidad de ejercicios y actividades que permiten aprovechar todo el potencial de esta alternativa de videojuego.

También existe SimCity Edu, la variante de un conocido juego de simulación en la que los jugadores deben crear y gestionar una ciudad.

Electronic Arts, responsable del proyecto, junto con Glass Lab, especializados en juegos educativos, han abierto una comunidad online en la que se facilita una gran cantidad de propuestas didácticas para aprovechar el valor educativo de este juego. En este se trabajan varios temas entre ellos ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas, ciudadanía, política, resolución de conflictos y economía. (I)