Desde el pasado jueves, el teatro del Liceo de Barcelona (España) se convirtió en un campo de refugiados, con más de 85 camas sobre el escenario donde se representará la peculiar versión de la ópera Otello, del italiano Giuseppe Verdi.

En esta adaptación, dirigida por el alemán Andreas Kriegenburg, la trágica historia de amor y engaños basada en la obra homónima del inglés William Shakespeare se desplaza desde el Chipre original a un campo de refugiados.

La decisión de ambientar la obra en un campo de refugiados fue para transmitir cómo la guerra altera la personalidad de Otello, un soldado heroico que, engañado por su compañero Yago, termina matando a su amada Desdémona.

La obra cuenta con la dirección musical de Philippe Auguin. También aparece el tenor español José Cura como protagonista. (F)