¿Es vaso, baso o bazo?... La respuesta sale del contexto

Cuando se manejan parónimos debemos estar atentos al contexto para no cometer errores. Recordemos que los parónimos tienen nexos por su etimología, escritura o articulación, pero difieren en el significado.

«Vaso», «baso» y «bazo» están muy bien estructurados. La elección de uno de ellos depende del contexto. Desmenucemos estos tres casos, pero antes debemos tener presente que, en la actualidad, las consonantes /v/ y /b/ representan el mismo fonema o sonido y este es bilabial sonoro. ¿De acuerdo?

Si en el contexto se menciona un receptáculo que se emplea para tomar líquidos, debemos escribir «vaso», con uve. Si nos referimos a la primera persona del presente de indicativo del verbo «basar», la grafía adecuada es «baso», con be. Si se trata de un órgano o víscera de los vertebrados, la palabra que admite el enunciado es «bazo», con be y con zeta.

Publicidad

En asuntos de escritura siempre tenemos que estar con la mente despejada, pues, incluso, en el grupo de los parónimos también hay homógrafos, que son los vocablos que tienen idéntica escritura pero sus significados son distintos.

Así, cuando en la frase no se habla del recipiente que se usa para beber, sino del conducto por el que pasa la sangre en el cuerpo animal o la savia en los vegetales, el término que también rige es «vaso», con uve.

Ahora veamos otras palabras que pueden hacernos dudar en el momento de su escritura.

«Catacumbas» se refiere a los subterráneos donde antiguamente los cristianos enterraban a sus muertos. «Catatumba» significa vuelta en el aire o voltereta.

Publicidad

«Candombe» es el ritmo o baile de origen africano. «Candongue» (de candonga o candonguear) puede denotar burla; también, zalamería, engaño y astucia. (F)

FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2014) y Diccionario panhispánico de dudas (2005), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.