El Mundial de Fútbol ya se jugó en la serie animada Los Simpson, en la que ni los pronósticos o las preferencias fueron de ayuda para Brasil, pues el equipo que se coronó campeón fue la Selección de Fútbol de Alemania.

En este episodio -que se transmitió el pasado fin de semana en EE.UU., donde el fútbol no goza de gran acogida- Homero es convocado por la Federación Internacional de Fútbol (una especie de FIFA), para que dirija los partidos del mayor torneo de fútbol de mundo. 

Con la contratación de Homero, la Federación busca terminar con los árbitros sobornados. Sin embargo, el padre de Bart ingresa en una red mafiosa que arregla los partidos en favor de la selección brasileña, detalla Goal.com.

En esta historia, Brasil se enfrenta a Luxemburgo en el partido inaugural y no con Croacia, como quedó definido en el sorteo real. Luego, la "Verdeamarelha" se mide con España, actual campeón mundial. Homero es permanentemente buscado para ser sobornado, incluso un jugador español busca comprar al singular árbitro durante el juego. 

Tras pasar por Recife y Manaos, llega la gran final en el mítico estadio Maracaná ante Alemania, partido en el que Homero no sanciona un penal como le habían pedido a cambio de $ 1 millón. El resultado de la definición es de 2 a 0 a favor de los alemanes.

En este episodio de la famosa familia de televisión se titula "No tienes que vivir como un árbitro".