Un día para ser felices

Un día para ser felices
Un día para ser felices
La felicidad se celebra hoy a nivel internacional. Mariuxi Charcopa
20 de Marzo, 2014
20 Mar 2014

Para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno, la ONU, el 12 de julio del 2012, decretó el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad.

Con el objetivo de conmemorar la fecha, la fundación Narices Rojas, liderada por Raquel Rodríguez, ha organizado actividades que incluyen conferencias, talleres, teatro clown y una jornada de abrazos gratis (vea agenda).

Raquel, quien padece una enfermedad crónica neuromuscular autoinmune, considera que establecer esta celebración era necesario debido a que “la gente olvida ser feliz”. "Todo es la preocupación y el estrés de cumplir, de obtener, de tener trabajo, de estar al día....pero no se mira hacia adentro y no se está conciliado con uno mismo. Cuando tomé la maestría (del método) de Bienestar y Alegría, me di cuenta de que... la alegría no nace de afuera. Hay que darse el tiempo de mirar hacia adentro, de estar contento con lo que uno tiene y superagradecido con la vida por cada instante que te brinda...”, advierte.

Ser. Esa es la génesis de la felicidad, al menos para Raquel, quien a través de Narices Rojas intenta mejorar la calidad emocional de personas que se encuentren en hospitales usando la terapia de la risa, del abrazo y del juego.

“Felicidad es ser. Cuando yo soy auténtica, cuando yo no estoy con prejuicios, cuando estoy con total claridad en mi pensamiento, en mi sentir y en mi acción es cuando yo tengo la felicidad absoluta... No necesito poner mi felicidad en un objeto... eso no te da la felicidad. La felicidad te la da el hecho de sentirte bien contigo mismo, aceptándote y mostrándote al mundo tal y como eres y lo que sientes. Al menos ese es mi concepto. Es ser y estar para ti y para los demás y en el momento, ni siquiera el hoy", añade.

Mientras Raquel se toma un descanso de las sesiones de Yoga de la Risa que Ricardo Llorente Cevallos dirige en el parque de la Kennedy de Guayaquil, como cada jueves, hay quienes continúan soltando carcajadas, por lo que esta entrevista contó incluso con su propia y pertinente banda sonora, en la que el estribillo de su única canción compuesta de risas sin razón alguna, dice así: “jo jo, ja ja ja, jo jo, ja, ja ja. ¡Muy bien, muy bien, bien!

A ella no le cuesta reír ni hacer reír, pero en la terapia grupal del día de nuestro encuentro sí hay quien no logra contagiarse con la alegría espontánea del resto. “Yo siempre me consideré alegre. Tengo una enfermedad crónica que se llama miastenia gravis, entonces yo valoré mucho la vida. Yo ahorita estoy, gracias a Dios, bien, pero yo no sé si mañana podré estarlo, entonces solo tengo mi momento y eso me dio otra visión de la vida. Yo no puedo andar desperdiciando mi tiempo sufriendo y andando en dramas...siempre trato de estar en positivo y estando positivo, la química de mi cuerpo cambia, con la respiración, con la risa, con el estar bien y con el humor yo sé que mi cuerpo se sana....”, asevera Raquel, cuyo ser interior, más que como mujer adulta, se comporta y proyecta como una pequeña niña portadora de sonrisas.

“Cuando estoy feliz, soy payasa, cuando voy a los hospitales y estoy dando clases, yo no me acuerdo que estoy enferma y estoy más viva que nunca”, confiesa.

A quien tampoco le cuesta reír sin razón alguna es a Ricardo. Él tiene 45 años y aunque estudió administración de empresas es maestro de Yoga de la Risa y creador de la psicoalegría.

Este concepto, según explica, es la capacidad de comprender que en las memorias están los problemas. “Es decir, uno interpreta un evento, se estresa o se alegra de algo dependiendo de cómo se lo enseñaron. Si va por la calle o en su carro y alguien la cierra o la insulta, a uno normalmente le han enseñado que uno debe reaccionar a ese insulto...entonces en sus memorias está el aprendizaje, pero lo interesante es que también en las memorias están las soluciones...”

Apunta que lo creó en base a “cinco ramas de caminos para llegar a la risa”: Joy and Healing - la manera de sanar con alegría-; Yoga de la Risa (un ejercicio corporal en grupo que combina la risa con la respiración yóguica); el método de Bienestar y Alegría (una expansión del enfoque de Yoga de la Risa) y la psicología positiva, "rama de la psicología que se enfoca más en lo positivo".

Ricardo cree que “la felicidad sin razón es posible”. De ahí a que reflexiona en ¿por qué los seres humanos estamos permanentemente condicionando nuestra felicidad a cosas que podamos sentir o tocar? Eso no es felicidad, sino “una instancia muy breve de placer”, aclara.

Para él, tal como piensa Raquel, la felicidad “más que una condición externa es la esencia de todo ser humano. Me parece que desde que nacemos somos felices al ser el primer espermatozoide de millones en haber llegado (al óvulo de la mujer). Nacemos siendo triunfadores, entonces yo pienso que somos esencia de felicidad. La felicidad es tanto como la sangre que circula por nuestras venas. Ni siquiera tuvimos que haberle puesto un nombre porque es nuestra esencia, nuestra alma”.

La felicidad, desde su visión, "es una esencia, es mi ser sin condiciones. Debería ser mi comportamiento desde que abro los ojos en la mañana, incluso cuando estoy dormido puedo ser feliz completamente ....". Agrega que lo que enseña en sus terapias es que la alegría es la esencia de cada ser. "Si se ha muerto un pariente, ¿yo puedo estar feliz? Sí. No tengo ni un centavo en el bolsillo, ¿puedo ser feliz? Sí. Estoy enfermo, ¿puedo ser feliz? Sí (...). Cuando yo me río de las cosas que me afectan durante un tiempo, las cosas que me afectan dejan de afectarme (...). Toda la información subconsciente que tengo en mi mente acerca del valor que le he dado a eso comienza a minimizarse, a tal punto, que lo que antes me afectaba termina divirtiéndome", advierte.

Ser feliz es sencillo. No hay fórmulas ni pócimas. Tal como refiere Ricardo, “una sonrisa en el peor momento de tu vida puede hacerte sentir mejor”.

Agenda:

Hoy, 18:30 a 22:00

Raquel Rodríguez, Ricardo Llorente y Sebastien Gendry -creador del Método de Bienestar y Alegría- entregarán herramientas y métodos para poder tomar la decisión de ser feliz. El encuentro se desarrollará en el Centro Cultural Simón Bolívar. Costo: $ 25.

Mañana, 09:30 a 16:30

Sebastian Gendry dictará un taller de Laughter Wellness en el Centro Sol Cultural (Puerto Santa Ana, edificio Los Silos, primer piso). Costo: $ 125.

Mañana y el sábado, 21:00

William Calderón y Raquel Rodríguez pondrán en escena la obra de teatro clown El Gran Show en la sala de Sarao (Kennedy Vieja, calle Primera Oeste 313-A y avenida del Periodista). Costo: $ 10.

Sábado, 10:00 a 12:00

Sebastian Gendry liderará una sesión de Bienestar y Alegría en el complejo Garza Roja (km 37 vía Daule, en Nobol). Entrada libre.

Domingo, 17:00

#AbrázAME se denomina esta jornada de abrazos gratis que se desarrollará en el área de los cañones de Las Peñas. Entrada libre.

Un día para ser felices
Gente
2014-03-20T19:45:27-05:00
Talleres, teatro y otros eventos se alistan para conmemorar el significado de este estado de ánimo.
El Universo