“Estar con la guitarra parado en el filo del escenario mientras canto... Eso nunca antes me había pasado”. Es la frase con la que el guayaquileño Willy Wong, el baterista de la banda Willy Wong and The Brothers, define su incursión en la guitarra y el canto, en su nuevo proyecto artístico.

A los 9 años tomó su primera guitarra y a los 10 aprendió a tocar el piano. Sin embargo, es a los 13 cuando descubre su amor por la batería. “Es el corazón de cualquier canción, el alma, el ritmo”, afirma el baterista que ha formado parte de grupos como Abraxas, Taller, Banda Anónima y ha acompañado a músicos como Au-D y Tranzas.

Willy Wong y Emperador es el nombre de su nuevo proyecto musical. “Emperador es el significado en castellano de mi apellido”, asegura Willy, quien conoció a los miembros de su banda en un bar de Las Peñas.

“Tuvimos que improvisar con una de mis canciones y yo los ayudé en la guitarra”, comenta el músico, quien en su nuevo grupo mostrará también su talento como compositor. “Con The Brothers cantamos covers y nos ha ido muy bien, pero no me ha dado el gusto de ejecutar mis propias canciones”, dice.

El músico aclara, sin embargo, que Willy Wong and The Brothers sigue. “Lo que haré con Emperador es mostrar al fin mis temas y ver cuál es la respuesta del público”, cuenta.

Willy ha dedicado gran parte de su carrera a la percusión. “Estamos hablando de 34 años enfrentando al público solamente sentado desde la parte de atrás, en la batería. Esto es algo totalmente diferente”.

El artista, quien se ha dedicado a interpretar covers de agrupaciones de rock, presentará el 24 de agosto el primer disco de su nuevo grupo, que incluye 11 canciones escogidas por su banda de un total de 36.

Las escribió desde el 2007 e incluyen géneros en los que destacan el country, la balada y la música electrónica. “Tenía 36 canciones, les dije que escojan las que más les gusta y las sacamos. Fue inmediato”, comenta el artista guayaquileño.

Ese mismo día el grupo debutará oficialmente en una presentación en vivo, que se llevará a cabo en el bar Santana, en Las Peñas, en el que se tocarán algunas de las canciones que forman parte del disco.

Estamos hablando de 34 años enfrentando al público solamente sentado desde la parte de atrás, en la batería. Esto es algo totalmente nuevo.Willy Wong, músico