Una habitación para dos lleva dos colores

Una habitación para dos lleva dos colores Una habitación para dos lleva dos colores Una habitación para dos lleva dos colores
Una habitación para dos lleva dos colores
Una prueba de la pintura en el dormitorio máster o matrimonial ayudará en la decisión.
Una habitación para dos lleva dos colores
Una prueba de la pintura en el dormitorio máster o matrimonial ayudará en la decisión.
Una habitación para dos lleva dos colores
Una prueba de la pintura en el dormitorio máster o matrimonial ayudará en la decisión.
9 de Agosto, 2018
9 Ago 2018

Las habitaciones de un solo color no son tendencia. Los decoradores animan a usar dos o tres tonos, siempre buscando la armonía para que el ambiente no se vuelva pesado.

Marina Armijos aconseja a sus clientes una paleta cálida. Dice que la tendencia son tonos violetas, grises, verdes y hasta azules bajos, que van bien con blancos en sus distintas tonalidades.

La investigación de las preferencias del cliente son importantes, dice Eva Aragundi, de Diseño & Decoración (evam1974@yahoo.com), quien coincide en las tendencias que, generalmente, tienen influencia de lo que está en boga en Estados Unidos o Europa.

El Pantone de este año, guía de los diseñadores, señala que la tendencia es el violeta fuerte, explica. No obstante, el estilo de Eva Aragundi es neutro y son los tonos que aconseja, considerando que se trata de una habitación para descansar. “Es preferible que la mayoría de las paredes las pinten neutro y que el destaque sea en edredones, cojines; obviamente sí en una pared que debe ser cerrada, ¿qué significa cerrada?, que no debe tener puertas o ventanas para que sea una pared bien bonita, pintada diferente”.

Si un cliente, generalmente joven, le pide un color rojo, ella trata de persuadirlo para que lo use en accesorios: cojines o adornos.

Si insiste, no tiene inconveniente en pintar una pared, pero normalmente el rojo cansa y lo cambiará pronto, advierte.

El sitio de decoración www.dicoro.com anota que pintar todo de un solo color “o lo que se llama en inglés matchy-matchy, todo demasiado coordinado, sin arriesgar en nada”, puede volver aburrido un espacio. Los elementos de contraste son necesarios.

Eva dice que para una prueba se compra un litro de pintura por código. El color debe verse antes de las 16:00, porque con la iluminación cambia. (I)

Para tener en cuenta

1. Colores para descansar. La psicología del color habla de lograr una desconexión, según la psicóloga ecuatoriana Maricela Proaño; lo más apropiado para el dormitorio máster son los tonos pasteles o neutros que transmiten paz y relajan.

2. Tonos que excitan. El rosa suave tranquiliza, pero el rosa intenso o el violeta excita, según una publicación de elmueble.com, que no lo descarta para el dormitorio matrimonial, siempre que se lo combine, por ejemplo, con un gris que tranquiliza y una ropa de cama en tonos bajos.

3. Color con energía. Para la psicología del color el rojo despierta los sentidos. Quienes se atreven a usarlo en un dormitorio deben tener claro que está hecho para habitaciones amplias. Lo pueden volver cálido convinado con distintos notos de blanco o gris.

4. El que no falla. A los dormitorios pequeños o con poca luz les viene bien el blanco porque los amplía e ilumina. Es un color que relaja y da facilidades para elegir mobiliario y ropa de cama. Los beige o huesos tienen igual resultado para el descanso.

Una habitación para dos lleva dos colores
Diseño
2018-08-09T00:07:47-05:00
Una prueba de la pintura en el dormitorio máster o matrimonial ayudará en la decisión.
El Universo