El jurado en el juicio en Nueva York por corrupción contra tres exfuncionarios del fútbol en Sudamérica hizo desde ayer una pausa en sus actividades para descansar el fin de semana, tras haber iniciado sus deliberaciones. El panel trabajó por 3 horas y 30 minutos el viernes en una Corte Federal en Brooklyn. Se trata del primer juicio en Estados Unidos a raíz del escándalo que sacudió a la FIFA y a Conmebol.
La fiscalía estadounidense argumentó ayer que tres exdirigentes del fútbol sudamericano acusados de corrupción incumplieron su deber de proteger los mejores intereses de los organismos rectores del deporte.
Un tribunal de Bolivia rechazó conceder libertad al expresidente de la Federación de Fútbol del país que está preso mientras es investigado por corrupción y quien, según sus familiares, tiene problemas de salud, se informó ayer.

Páginas