Reaparecieron justo en Halloween. Los zombis verdeflex. Correa, Patiño y Alvarado.
Con tono de seriedad y preocupación, se han comentado en algunos círculos las peroratas del excanciller Ricardo Patiño ante una muchedumbre en la cuarta convención de la “revolución ciudadana”, concretamente, las relacionadas con el “momento de tomarse instituciones públicas y cerrar las carreteras” y “quemar las llantas que sean necesarias”.
La integración latinoamericana fue una prioridad de Rafael Correa. Tanto que en al menos siete ocasiones el Estado ecuatoriano envió los aviones a cargo del Grupo de Transporte Aéreo Especial para que recogieran a delegaciones internacionales.
Los correístas han sacado su grito de guerra a las calles: “Lenín, chao; Lenín, chao, chao, chao…”.

Páginas