Los extendidos anegamientos cubrieron hasta los techos de viviendas, convirtieron carreteras en ríos y dejaron a miles de personas aisladas a la espera de rescate.
Copiar enlace

Páginas