Es muy común ver no solamente uno sino hasta tres vigilantes en los cruces de las vías donde están funcionando los semáforos, que muchas veces hay que parar para saber interpretar los movimientos de los vigilantes.
El régimen no debería de beneficiar con bonos a los propietarios de los taxis amarillos, porque estos automóviles son particulares no del Estado.
He visto en un diario de Cuenca que ciudadanos han protestado afuera de la ANT, porque el SRI pretende cobrar las tasas de matriculación a los vehículos que no han sido matriculados desde hace muchos años.

Páginas